miércoles, 31 de diciembre de 2008

El águila del imperio. Libro I, Simon Scarrow

Una de romanos.

La narrativa histórica es uno de los géneros que más dinero da a los autores, a las editoriales, a las librerías... Cuando cogemos uno de estos libros, tenemos la esperanza de que nos transporte a un mundo diferente. Representa, junto con la literatura fantástica, la verdadera evasión, y comparte con ella gran parte de su fundamento. La fascinación por el pasado nos aparta de nuestra realidad cotidiana, de nuestro entorno geográfico, etc. La novela histórica debe contener un importante sustrato de ficción, pues si no deriva en biografía, real o figurada, que no es lo mismo.

En este sentido, novelas como la comentada aquí deberían conseguir su propósito siguiendo la receta.

Tomamos un momento histórico que nos suena a todos: los primeros años de imperio de Claudio; un hecho medianamente conocido: la invasión de Britania; un contexto reconocible: las legiones romanas; añadamos personajes familiares: el sargento de hierro y un recluta pardillo. Todo a la termomix, condimentádo con unas pizcas de intriga política, fugaces episodios románticos y sobre todo una buena dosis de bárbaros a los que apuñalar, tajar, decapitar, deventrar, apedrear, alancear, estrangular y, en general, exterminar. ¿Captado?

Con esta materia prima, una novela así debería sacar ese demonio que llevamos dentro y que desde pequeño ha visto y disfrutado una y otra vez con Ben Hur, Quo Vadis, Espartaco y últimamente Gladiator. Ese alma perversa a la que le gusta la sangre y la destrucción, debería salir a pasear por los helados bosques de la frontera Germana, intrigar con los tribunos ansiosos de promoción, gloria y dinero, y disfrutar mirando el cuerpo de las esclavas. Sin más.

Por las páginas comentadas, pasean como protagonistas principales legionarios y centuriones, y tienen un destacado papel algunos oficiales de los que la historia acabo hablando mucho (Vespasiano) o poco (Vitelio). Simpática la presencia de un niño de dos años llamado Tito muy conocido en Jerusalén, y que ya apunta maneras.

Sin embargo, el libro tiene pegas. Muchas.

En la edición:
  • Problemas con la decisión de traducir al castellano, o no, algunos nombres (Cato-Catón, Herman-Arminio, Plautio-Plauto),
  • Imperdonable. FALTAS DE ORTOGRAFÍA 'atillo' por 'hatillo'. Capítulo 1, página 27 de la edición comentada.
  • Problemas de revisión, como los errores en algunos diálogos Vespasiano y Vitelio se confunden en algunas reflexiones.
  • Problemas con el tratamiento entre los personajes tu-usted-tu

En la trama:
  • Demasiadas casualidades que sostienen la historia, cosa que detesto.
  • Personajes arquetípicos, situaciones no creíbles (la actuación de Narciso)
  • Anacronismos morales, éticos o emocionales bastante poco sostenibles.
  • Algún diálogo demasiado 'conocido', por ejemplo con el centurión instructor:

- ¡Cuando te dirijas a mi, di señor! ¿Entendido?
.........
- Te he hecho una pregunta
- ¡Sí, señor! -exclamó el recluta
- ¡Más alto!
- ¡¡Sí, señor!!
- Eso está mejor

Capítulo 1, página 29 de la edición comentada.


¿Este diálogo es del 'Águila del imperio' o de 'La chaqueta metálica'?


¿Recomendable?
El libro divierte a ratos, es cierto. Despojado de TODA pretensión, se deja leer. Es evidente que no prende ser un tratado de historia, y eso está bien, pero.... pfffff se me ocurren MUCHOS libros ambientados en Roma muchísimo mejores. Tanto en cuanto a trama como en cuanto a ambientación, como en los personajes.... vamos, en todo.

Si te planteas leer este libro, o más bien, si te ha capturado la gloria y el mito de Roma, deberías probar con alguno de los de Colleen McCullough, entre los que yo empezaría por 'El primer hombre de Roma', seguiría con el el monumental 'Juliano el apóstata' de Gore Vidal, y por supuesto 'Yo Claudio' de Robert Graves. ¿Por qué no algo escrito en la época? 'La guerra de las galias' de Julio Cesar se lee como una novela de aventuras y está escrito por el protagonista nada menos. Apasionantes las 'Vidas paralelas' de Plutarco, (te recomiendo "Alejandro- Julio César" y "Demetrio-Antonio"), y la "Vida de los doce césares" de Suetonio.

Maldición. ¿Cómo me he podido olvidar hasta ahora de "Memorias de Adriano" de Marguerite Yourcenar y su GLORIOSA traducción de Julio Cortázar?

Si lo que quieres es un libro de aventuras, sin más, ambientado en Roma, "El último rey", de Michael Curtis Ford te satisfará más. BRRRRR se me ocurren otros cinco o seis. ¿Se nota que AMO las historias de Roma?

Cuidado con los Galos, no son de fiar. Ahora me voy de viaje.

---------
El águila del imperio. Libro I. De legionario a Optio, Simon Scarrow, Pocket Edhasa. 378 páginas. 8,95 €. Histórica, Roma, Aventura

No hay comentarios :

Publicar un comentario