jueves, 1 de enero de 2009

Valencia, mañana de Navidad

Casi siempre vale la pena madrugar para hacer fotos bonitas. Dicen que las horas mágicas para hacer fotos son las del crepúsculo y el amanecer. Al final me lo creeré.

Lo cierto es que madrugando los sitios están sólo para tí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario