jueves, 1 de enero de 2009

Viajes con Heródoto, Ryszard Kapuscinski

El autor fallecido en 2007 y premio Principe de Asturias de comunicación y humanidades en 2003, representaba lo mejor de la profesión periodística, en su vertiente más aventurera y romántica. Era un periodista del tipo de Stanley, que se lanzó a África a la búsqueda de Livingstone, de Churchill cuando cubrió la guerra de los Boers y de nuestro Leguineche en Vietnam y tantos otros sitios.

Para los que conocemos la profesión desde fuera, esa faceta de expatriado, de testigo en lugares remotos es la más seductora de todas. Aquel que corre aventuras, riesgos y peligros para contarnos a los demás las historias que están ocurriendo.

'Viajes con Heródoto' es un recorrido a través de cuarenta años de ejercicio de la profesión, desde 1956 en adelante. Comienza cuando la redactora jefe del periódico en el que trabaja le dice: 'Te vas a la India', y para acompañarle en el viaje le regala un ejemplar de la 'Historia' de Heródoto.

A partir de este momento el autor, que al principio sólo habla polaco y ruso, se lanza a una vida de viajes y descubrimientos personales, acompañado por Heródoto, a quien pronto identifica más como el primer reportero que como el primer historiador.

En el libro se suceden los viajes, tanto en espacio como en el tiempo. El autor va de India a China, del Congo a Iran. Y también de la Persia de Darío a la Atenas de Temístocles, de Escitia a Salamina. Sobre el mapa se desplaza de acuerdo con las necesidades del periódico o la agencia a la que representa, pero los viajes al pasado los hace de la mano de Heródoto. Para Kapuscinski, el autor clásico representa un referente espiritual y ético. Tomaré la frase con la que comienza la 'Historia', transcrita por el autor:

Heródoto de Halicarnaso va a presentar aquí el fruto de sus investigaciones llevadas a cabo para impedir que el tiempo borre la memoria de la historia de la humanidad, y menos que lleguen a desvanecerse las grandes y maravillosas hazañas, así de los griegos como de los bárbaros.

El afan de preservar la memoria y de encontrar las causas de las historias contadas se traslada del pasado al presente.

Los capítulos del libro comienzan por ejemplo en el Irán actual y se trasladan a Persépolis, a la corte de Darío. Pasan del Congo a Babilonia, de la mano de las evocaciones del autor y de las referencias al libro de Heródoto.

El autor no sólo nos cuenta anécdotas y situaciones de su vida, y hace extensas referencias a las situaciones del pasado que cuenta Heródoto. También analiza la esencia de su profesión, y establece sus tesis sobre convivencia, tolerancia y conocimiento mútuo.

Aprovecho para felicitar a la traductora por el uso de una palabra que yo jamás había visto en castellano: otredad, el conjunto de las cualidades que caracterizan a los que no son como uno, a los otros. Este término representa lo mejor que el autor nos quiere contar: el deseo de conocer otras sociedades, culturas, costumbres. El deseo de 'cruzar la frontera'

Recomendable?
Depende. El libro es mucho más un ensayo que una crónica de viajes. Si te gusta el mundo clásico y su correlación con el mundo moderno es recomendable. Si esperas un libro de anécdotas de viajes, o el típico libro escrito por un reportero de guerra, no.

A mi me ha encantado. No he leído el libro de Heródoto, y ahora me arrepiento de no haberlo comprado ayer, que lo tuve en la mano. Caerá, igual que más libros de Kapuscinski, del que YA recomiendo 'La guerra del futbol', que leí hace un par de meses y que sí entra en la categoría de crónicas de reportero.

No puedo evitar aprovechar para recomendar otro libro que establece referencias entre el pasado y el presente, entre situaciones de la actualidad y aquellas a las que se enfrentaron grandes personajes históricos de Grecia y Roma. El libro es 'El retorno de la antigüedad. La política de los guerreros' de Robert Kaplan, que aunque desde tiene una perspectiva decididamente partidista, es muy interesante.

Tengo dudas de qué leeré mañana. Estoy entre dos, que son tan diferentes como el día y la noche. Lo consultaré con la almohada.

Por cierto. ¡Feliz año!

---------
Viajes con Heródoto, Ryszard Kapuscinski, Compactos Anagrama. 308 páginas. 9,00 €. Ensayo. Viajes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario