lunes, 16 de febrero de 2009

Chesil Beach. Ian McEwan

Un libro perfecto.

Un pareja recién casada se dispone a pasar su noche de bodas en un hotel en Chesil Beach. Lo que ocurre esa noche marca sus vidas.

El autor construye una narración en la que juega con el tiempo de un modo asombroso y brillante. Éste avanza, retrocede, se detiene, se acelera...  al servicio de la narración.

El libro es un compendio de sentimientos, expresados y ocultos. Seguramente nos veremos reflejados en alguno de los personajes; si no en la propia situación eje de la historia, sí en nuestro comportamiento ante lo que nos desagrada, lo que nos avergüenza o ante algo que creemos que debemos hacer pero preferiríamos evitar. Decisiones que se toman en un instante, y de las que nos podemos arrepentir toda la vida. 

Hacer, dejar hacer o dejar de hacer.

El talento del autor para la minuciosa descripción que jamás se hace pesada es incomparable. Su amor por el detalle y su capacidad para presentar dos puntos de vista, sin tomar partido y sin valorar o juzgar... Todo ello hace de este libro una lectura necesaria. Espero que lo disfrutes tanto como yo.

¿Recomendable?
Si. Sin duda. Una pequeña y bellísima gran obra.

Si te gusta este libro, te gustará también 'Lo que queda del día' de Kazuo Ishiguro, de la que seguramente habrás visto la película.

----------
Chesil Beach, Ian McEwan,  Anagrama bosillo. 184 páginas. 7,00 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario