lunes, 16 de febrero de 2009

La batalla del grial, Bernard Cornwell

No hay que asustarse por el título. El libro no es uno más de sectas, conspiraciones religiosas instigadas desde la Santa Sede y demás.

El autor es bien conocido por escribir novela historica de carácter militar, y ha cosechado un enorme éxito por su serie de libros sobre el fusilero Sharpe, que batalla aquí y allá en la época napoleónica y en adelante.

En este caso nos trasladamos a las apasionantes Francia e Inglaterra de la Alta Edad Media, en el periodo de la guerra de los cien años al final del cual apareció Francia, más o menos como la conocemos en la actualidad, como potencia central de Europa. La época en la que la flor y nata de la caballería pesada francesa se estrelló vez tras vez contra pequeños ejércitos de arqueros ingleses y galeses.

El protagonista es de hecho un arquero inglés al que conocemos de un libro anterior: 'Arqueros del rey'. Este es la continuación, y por cómo acaba... alguno más habrá.

El libro es ágil y divertido. Con el trasfondo de la historia personal del protagonista, que tiene un interés relativo y es la que justifica el título, nos cuenta diversos hechos históricos enmarcados en la Guerra de los Cien años. La narración empieza en la frontera entre Escocia e Inglaterra, con una batalla y termina en Bretaña, con otra batalla.

En realidad eso es lo que le gusta al autor: la batalla. Se pasa aproximadamente cien páginas con cada una, con un detallismo minucioso describe los polegómenos, las tácticas, las relaciones entre aliados y enemigos, los movimientos, las decisiones, las armas, sus efectos,  la indumentaria..... En fin, que a quien no le guste la sangre en las páginas... que no lo lea.

Conocemos a Duques, Condes, bastardos, inquisidores, médicos judíos, soldados, traidores, marinos y otra fauna de la época, y todos ellos están descritos de modo convincente. El autor no hace concesiones, y los personajes se comportan como deben. No hay remordimientos al degollar a un herido, al entregarse al saqueo o al asesinar sin contemplaciones. El espíritu de la época impera. 

Me pareció divertido el repasito que le pega así, como de pasada, a algunos tópicos que se han instalado entre nosotros gracias a determinadas superproducciones de Hollywood repecto de las costumbres guerreras de la época.

El monje de las viruelas contemplaba fascinado la gruesa línea escocesa
-He oído decir que los escoceses se pintan la cara de azul. Pero  yo no veo ninguno.
Lord Outhwaite lo miraba atónito.
-¿Que has oído qué?
-Que se pintan la cara de azul, mi señor- contestó el moje, aunque ahora algo avergonzado-.  O sólo media cara. Para asustarnos.
-¿Para asustarnos?- Su señoría parecía divertido-. Para que nos partamos de risa, más bien. Yo no lo he visto nunca.
.......
.......
-¡Que se pintan la cara de azul! ¡Menuda tontería!-dijo con una risita.

¿Recomendable?
Siempre que te guste la novela histórica con un fuerte componente militar sí. 

Y si ya te la has leído, o si te gusta el periodo histórico de la guerra de los cien años, te recomiendo la espléndida, 'Un espejo lejano' de Barbara Tuchman.


--------
La batalla del grial/Arqueros del rey II, Bernard Cornwell, ed. edhasa bolsillo. 500 pág. 9,95 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario