domingo, 29 de marzo de 2009

De banquetes y batallas, Javier Murcia Ortuño

El subtítulo es 'La antigua Grecia a través de su historia y de sus anéctodas', que es casi un resumen del mismo. El libro dedica capítulos a cada uno de los aspectos esenciales de la cultura helénica: filosofía, arte militar, drama y comedia, organización política, historia de las ciudades estado, el conflicto permanente con  los persas, la lucha por la preeminencia entre Atenas, Esparta y Tebas, etc. 

El libro realiza un recorrido que a veces es histórico y a veces temático, lo que lo hace confuso por momentos. A ver si me explico, no es problema que un libro tenga una organización temática, es decir, que cuente por ejemplo uno tras otro los conflictos bélicos, luego que haga un recorrido por las artes, o la filosofía, etc. Tampoco es un problema que un libro cuente las cosas en orden histórico temporal. El problema es cuando a veces se cuentan las cosas de un modo y a veces de otro. Al leer he tenido la sensación de que el libro se basaba en la reunión de múltiples artículos temáticos con algo de trabajo de edición. Quizá esto es debido a que uno de los ejes vertebradores del texto son las anécdotas, reales o apócrifas, de los distintos personajes. En cualquier caso, se hubiera agradecido un cuadro cronológico para poder situar correctamente sucesos, personajes, corrientes filosóficas o acontecimientos. 

En cualquier caso es una buena lectura para aquellos que se quieran acercar a la historia del mundo griego. Sin profundizar en ningún aspecto pero sin dejar ninguno de lado. Incluso temas 'delicados' como la homosexualidad, la efebía o la prostitución se tratan sin tapujos.

El libro bebe de fuentes clásicas principalmente, lo que incluye autores romanos como Plutarco a través de sus 'vidas paralelas'. El autor no puede ocultar su admiración por Homero y  la Iliada, que modestamente comparto, así como por las figuras de Sócrates, Alejandro,  Pericles o Pirro. Otra figuras como Alcibíades, Platón o Lisandro no salen tan bien paradas. Sin embargo, lo que más me sorprende es que Aristóteles pasa prácticamente desapercibido. El peso que el de Estagira ha tenido en la historia de Occidente no se ve reflejado en absoluto en el libro donde, sin duda, Platón o Sócrates son mucho más relevantes.

Me ha resultado interesante  la descripción de las formas de gobierno de las distintas potencias. Quizá la más conocida es la democracia de Atenas, que se extendió durante más de un siglo, pero no lo es menos la de Esparta, oscurecida para nosotros por su más brillante rival, que presenta como una forma de 'comunismo de ciudadanos-guerreros'. Interesantes estas y las demás.

Como suele ocurrir en los libros de este tipo, uno acaba perdido con los nombres. ¿Agatocles era espartano?, no, era un tirano de Sicilia ¿Es Isócrates el creador del concepto moderno de enseñanza? ¿Pausanias fue quien mató a Filipo?, vaya, hay cinco Pausanias. Bromas aparte, no se puede culpar por esto al autor, que al menos nos proporciona un excelente índice onomásticoque puede usarse de referencia. No me extrañaría volver en el futuro a este libro en busca de una aclaración o referencia.

¿Recomendable? Creo que sí. Me parece una correctísima introducción al mundo helénico. Quizá, además, se disfrute más en 'pequeños sorbos' que de un tirón. La propia estructura del libro invita a leer un capítulo u otro, que pueden disfrutarse de modo independiente del resto. 

--------------------
De banquetes y batallas, Javier Murcia Ortuño, Alianza Editorial, Humanidades. 575 páginas. 11,20 € 



Pese a este 

No hay comentarios :

Publicar un comentario