viernes, 24 de abril de 2009

Yellow Eyes, John Ringo & Tom Kratman

Bueno. Como digo siempre, mi nivel de stress puede determinarse por la cantidad de libros encefalograma plano que leo. Este es el segundo seguido. 

Continua la batalla en la Tierra. Los sauro-centauros antropófagos mutantes del espacio exterior atacan una de las infraestructuras esenciales para mantener vivo nuestro planeta: el canal de Panamá. Los Darheel, teóricos aliados de la Tierra, conspiran para que nuestra victoria sea pírrica, de modo que quedemos a su merced. Batiburrillo de razas, especies y conspiraciones.

Tranquilos todos. Nuestros chicos -y chicas- nos salvarán. Los restos del ejército panameño, un par de regimientos del ejército americano, y dos cruceros pesados que pasan por ahí lo consigue. Con la colaboración, claro, de un batallón de la archifamosa infantería móvil. 

No vale la pena comentar más. 

Ah, no, perdón. La conspiración.

Flipante la 'editorial' con la que los autores se despachan al finalizar el libro. ATENTOS a la conspiración TRANZI, algo así como la conspiración de la 'progresía transnacional' que pretende eliminar la democracia, la libertad que deben tener las personas para defenderse, la constitución americana y casi todo lo bueno que los honrados muchachotes americanos han conseguido en los últimos decenios. Flipante. Los americanos son la pera. La pera limonera.  Ah, por cierto, ¿quién dirige la conspiración Tranzi? Por supuesto, la ONU y la Unión Europea....

Decir que el libro es militarista es quedarse corto. Una perla sobre Costa Rica

Costa Rica went under first. After half a century of conscious, deliberate and nearly universal demilitarization it had never been able to mount much of an armed force. Instead of spending its nominal wealth on a military, .... this very civilized and reasonably prosperous state had concentrated for fifty years on education and health care.

All that meant in the end was that the Posleen had several million very healthy and literate cattle to add to their larder.

Podemos hablar también sobre los derechos humanos y tal. Cuando para salvarse los panameños recurren a todo para evitar ser devorados por los antropófagos Posleen, incluyendo minas antipersona,  bombas de racimo, etc, etc, aparece nada menos que un juez español con  un mandato de la Corte Penal Internacional amenazando con procesar al presidente de Panamá y a todo el que se menea por violar la legalidad internacional:

"This man," his finger indicated the suit-clad bureaucrat who sat beside him, "is a representative of the European Union, seconded from the Spanish judiciary, here to deliver warrants originating at the International Criminal Court, for the arrest of certain parties, some named, others to be identified."

¿Nos suena de algo? vamos, que el autor nos tiene ganas, a los españoles los primeros, por ir contra sus 'muchachos'... Pero tenemos que tener cuidado, no sea que...

Number Three: Did you know that the United States has what amounts to a conditional declaration of war in place should anyone have the gall to grab one of our soldiers to turn over to the ICC or some other Tranzi court? It's called the American Servicemembers Protection Act and it passed unanimously in the Senate. (Sometimes your country just makes you proud.) We should look for an opportunity to exercise that law . . . and sometime soon. Spain might be a good place to start.

Bueno, es impresionante, de verdad, hace AÑOS que no leía un libro tan ... indescriptible como este. Fascista es poco. Puedes leer un capítulo online, y pensártelo. 

¿Recomendable?
Dificilmente. hay que estar muy mal del cerebro para leer esto. O eso o necesitar desconexión absoluta. Apúntame ahí.

------------------
Yellow Eyes, John Ringo & Tom Kratman, Baen Books. 437 pág. 6,00$ Advanced reader's copy

No hay comentarios :

Publicar un comentario