jueves, 2 de julio de 2009

La tempestad. William Shakespeare

¡Qué miedo! Me siento inseguro y tiemblo. ¿Quién soy yo, angelito mío, para hacer comentarios sobre una obra de un Dios de las letras?

Sin embargo me comprometí conmigo mismo a comentar CADA libro que leyera durante este año, en parte para compartir mi experiencia con quienes lean esto, en parte para homenajear al autor que corresponda en cada caso y en parte para recordar en el futuro qué he leido a lo largo del tiempo.


Y de igual manera, la efímera obra de esta visión,
las altas torres que las nubes tocan, los palacios espléndidos,
los templos solemnes, el inmenso globo,
y todo lo que en él habita, se disolverá;
y tal como ocurre en esta vana ficción
desaparecerán sin dejar humo ni estela. Estamos hechos
de la misma materia que los sueños
, y nuestra pequeña
vida ciera su círculo con un sueño.
acto IV, esc 1, Próspero, l.150-160

Próspero, duque de Milán, mago y excéntrico, es expulsado de su ducado por su hermano Alonso, que lo abandona junto a su hija Miranda en una isla desierta del Mediterráneo. Pasado el tiempo la fortuna se alía con Próspero y el barco en el que viaja el usurpador pasa junto a la Isla.

Prospero invoca una tempestad con su poder mágico, y luego, aliado con las criaturas a su servicio: Calibán, el ser primordial que personifica lo salvaje, y Ariel el espíritu que representa la magia, hacen pasar por penalidades a los náufragos como venganza por su traición. Calibán sin embargo, conspira para asesinar a su amo, al que considera explotador. Mientras tanto nace el amor entre Fernando, hijo del usurpador, y Miranda la hija de Próspero.

Nada voy a criticar la obra, sobre todo porque no me atrevo. Sí diré que no es mi obra preferida de Shakespeare.

En cuanto a su análisis, la obra tiene múltiples lecturas y es muy fácil encontrar profundos análisis del texto y su conexión con el mundo isabelino, lo que en españa es el Siglo de Oro, alrededor de la carrera del descubrimiento y conquista de América. Un mundo espantado por historias de caníbales del caribe (canibal-calibán), y sumido en luchas interminables por la preeminencia continental. No aportaré nada nuevo, por lo que mejor paso a lo siguiente. El peso de esta obra en su tiempo puede evidenciarse, por ejemplo, en el hecho de que Herschel bautizó a dos de los cinco satélites de Urano que descubrió con el nombre de protagonistas de esta obra: Ariel y Miranda.

Tenía en casa dos ediciones bilingües de la obra y, de verdad, vaya diferencia entre ellas. Empecé con una (imagine ediciones), pero la traducción era tan flagrantemente mala que me deseperé. Mi inglés es bueno, pero no lo suficiente como para disfrutar el inglés isabelino de Shakespeare, plagado de figuras, referencias y modismos. Por suerte encontré la otra edición que tengo, la de Cátedra, y se abrió el cielo ante mi. La traducción es excelente, incluso en los términos marineros que me sacaron de quicio en la primera. Además de esto, me ha encantado la abundancia y pertinencia de las notas al pie, relacionadas tanto con expresiones de la época, modismos y referencias, como al propio idioma y su utilización. Fantástica edición.

Un consejo al lector. Si dominas el inglés date el placer de leerlo en voz alta, declamando. Shakespeare no escribió para ser leído, sino para ser oído. Disfrútalo. Era divertido asustar a la gente en casa haciendo de Calibán:

Ay lord. She will become thy bed, I warrant,
And bring thee forth brave brood.
p. 286 ed. coment

o el contramaestre

When the sea is. Hence! What cares these roarers
for the name of king? To cabin! Trouble
us not.
p. 92 ed. coment

Gloria para los oídos.

Para teminar confesaré una desgracia. Nunca he ido a una representación teatral de Shakespeare. Ni en España ni en Inglaterra, ni en Español ni en Inglés. ¡Qué lástima!

¿Recomendable?
Si, pese a no ser mi obra favorita del autor. Todo lo que escribió es una maravilla del genio humano.

Menos mal que ya he terminado.

Por cierto, ¿Cuáles son mis favoritos? Los obvios 'Ricardo III', 'Enrique V' y el GENIAL 'Julio César' con el IMPRESCINDIBLE alegato de Marco Antonio en el funeral, (por favor, intentadlo en Inglés y si no podeis seguir a Brando así, probad en castellano y luego volved al Inglés, vale la pena aunque no entendáis una sóla palabra). 'Coriolano': la historia del dictador romano que abandonó el poder voluntariamente, y 'El rey Lear', que seguramente conoceréis por el cine sin saberlo.

Quiz: ¿Cuántas lunas de Urano tienen nombre de personajes de Shakespeare?
-----------------
La tempestad. William Shakespeare. ed. Cátedra. 506 pág. 9,20 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario