domingo, 25 de octubre de 2009

El Terror, Dan Simmons

La historia de la exploración polar es una de mis favoritas desde que cuando era pequeño leí un libro llamado 'Grandes exploraciones' en el que por encima de las historias sobre montañeros o exploraciones africanas me sentí atrapado por esas expediciones que durante el siglo XIX y principios del XX intentaban alcanzar la legendaria latitud 90.

Scott, Amundsen, Ross, Nansen, Franklin y, sobre todo, Shackleton me parecían el mejor ejemplo de lo que la tozudez, la curiosidad y el ansia de descubrimiento representan para el espíritu humano.

Este interés ha ido resucitando periódicamente, conforme caían en mis manos unos y otros libros relacionados con estos personajes, o con otros menos conocidos en occidente pero exactamente igual de evocadores. He conocido así aventuras como la del teniente Albanov 'En el país de la muerte blanca' o el propio Dersu Uzalá más conocido por la película, que sin ser propiamente una aventura polar, al desarrollarse en Yakutia que está en la más dura Siberia, no se aparta mucho.
Sin ir más lejos tengo ahora en la 'lista de espera' el libro 'El peor viaje del mundo' sobre la trágica expedición de Scott.

Hace más de quince años visité en Cambridge el 'museo Scott de las exploraciones polares' donde se conservan todo tipo de objetos que estos grandes exploradores utilizaron en su momento. Fue una visita maravillosa. Fíjate, esquíes de Scott, objetos del endurance, cuadernos de bitácora, ....

No es extraño entonces que si autor al que admiro profundamente -Dan Simmons-, y de quien ya he comentado algún libro, escribe una novela sobre la más trágica de las expediciones polares, acabe leyéndolo.

El autor utiliza la escasa información histórica que se conserva sobre el desenlace de la triste y dramática expedición de Franklin en busca del paso del Noroeste, y a su alrededor construye una historia compleja, tenebrosa y asfixiante, en la que los ciento treinta marinos que se embarcaron en los dos navíos, el 'Erebus' y el 'Terror' se enfrentan a un entorno al que no están acostumbrados, ni entienden ni tampoco hacen ningún intento por entender. El frío, el hielo, la dieta, la enfermedad y los fantasmas de una noche que dura meses acosan a unas tripulaciones atrapadas en la banquisa, con una esperanza que mengua por días y que ven como los barcos se deterioran sin remedio.

Simmons aprovecha este contexto real para introducir diversos elementos fantásticos: una esquimal sin lengua, una criatura desconocida que siembra el terror y algunos elementos sediciosos en las tripulaciones.

El autor es un fantástico fabulador. Construye la historia en base a las historias parciales de distintos personajes. En general este sistema lo único que consigue es engordar las novelas, y hay casos en los que el autor abusa de un modo tan descarado y grosero (se me ocurren un par de ejemplos) que dan ganas de poner en 'cuarentena' todas las novelas planteadas así. En este caso, aunque el libro podría tener cien páginas menos sin perder nada, se deja leer bien. Las historias parciales están bastante bien equilibradas, y todas ellas aportan valor real al conjunto de la narración.

Sin ánimo de desvelar nada esencial de la trama, tengo que decir que me ha encantado el modo de integrar en una historia centrada en personajes 'occidentales' muchos aspectos relacionados con la mitología inuit. Es triste también cómo el poderoso y civilizado hombre occidental renuncia a aprender la lección relacionada con la adaptación al entorno que los esquimales les pueden dar. Tengo que decir, además, que siendo una historia con un final conocido, me ha mantenido pendiente hasta el final. Y el final me ha gustado.

Me ha encantado leer este libro. He recuperado lecturas antiguas, me he lanzado a buscar información sobre el paso del noroeste, Ross, Crozier, Franklin, McClintock, he leído sobre la cosmogonía innuit, he mirado mapas y fotos modernas del ártico canadiense ..... vamos, que el libro me ha estimulado.

El autor es un valor seguro. Hay pocos libros suyos que no haya disfrutado intensamente, y entre ellos destaco su genial 'Hiperion', que es indiscutiblemente magistral.

¿Recomendable?
Por poco que te gusten las novelas de intriga y misterio, de terror, de exploración, fantásticas, de reescritura de la historia, o relacionadas con la exploración polar... Si. Todo eso cubre este libro.

Para terminar. Estoy seguro que alguna vez visitaré la Isla del Rey Guillermo. Resulta que hay hasta un hotel y todo. Ni idea de cómo llegar, pero.....jo, he estado allí tantas veces....

---------------
El Terror, Dan Simmons, Rocabolsillo, 758 pág. 9,95 €

1 comentario :

Jose Ramon dijo...

Desde luego entran ganas de leerlo despues de este artículo.

P.d.: Ahora entiendo la referencia a "La cosa" XD.
Slds

Publicar un comentario