domingo, 15 de noviembre de 2009

A la sombra de las dagas. Peter Berling

El libro se desarrolla en la época de las cruzadas, en concreto en el momento en que Saladino, la esperanza del Islam vence a los Templarios, Hospitalarios y al reino de Jerusalén en la batalla de Hattin, vamos, más bien en la catástrofe de Hattin (según el bando con el que vayas), la matanza de Hattin o como le quieras llamar. Justo antes de la famosa tercera cruzada, la de Barbarroja, Ricardo Corazón de León y Felipe el hermoso. Es exactamente el momento histórico retratado en la película de Ridley Scott 'El reino de los cielos'

Podría escribir una página y media sobre el contexto en le que se desarrolla este libro, y no aportaría nada de valor al comentario en si mismo. Berling es un erudito respecto de ese periodo histórico. Recuerdo con enorme agrado cuando leí su 'Los hijos del grial', que luego se convirtió en una pentalogía (sí, pentalogía) dando vueltas alrededor de los famosos herederos de la sangre de Cristo, que deben completar la obra santa unificando a las religiones del libro en un ecuménico mundo de paz y amor.

Si. Aquél libro me encantó, los misterios de los cátaros, los puros, templarios, hospitalarios y otras órdenes secretas que luego se han hecho famosas a través de megaexitazos planetarios. La lucha entre franciscanos cuasiheréticos y dominicos por la influencia en la Iglesia Católica. Las relaciones más cercanas de lo que yo suponía entre los aparentemente irreconciliables enemigos cristianos y musulmanes. Todo esto en una perla que se leía con gusto.

Lamentablemente este no es así. No. Es una pena. El libro se centra en la secta de los asesinos. Los Hashashin, musulmanes ismailitas, que aseguraban su influencia y posición gracias a la capacidad de matar, de infiltrar a sus fanáticos en cualquier sitio y asesinar por motivos políticos o económicos. Podemos decir que su política de 'disuasión' consiguió mantenerles en el mapa de la convulsa palestina durante varios siglos. La mística ismailita y su 'viejo de la montaña'. Fíjate si han perdurado que nuestra moderna palabra 'asesino' nace ahí, deriva de hashashin, literalmente fumador de hachís.... uno de los instrumentos de fanatización con los que contaba la secta. Bueno, esto y el paraíso con 21 virgenes al que llegaría el asesino caído en cumplimiento de su misión. Una épica de sexo, drogas y muerte que, como vemos, no es nueva.

Pues con todo esto, el autor lo que escribe es Melrose Place, o algo así. Es evidente que Berling intenta dar una visión diferente de un periodo dramático, pero entre esto y convertir la lucha por la vida y la muerte entre ejércitos enfrentados en una especie de expedición de boy scouts... va un mundo.

No se puede negar que Berling escribe bien, y que su perspectiva nos permite introducirnos en mundo que normalmente se quedan fuera de las novelas históricas, como los harenes, las comunidades que se movían en la tierra de nadie entre las distintas potencias, y otros, pero... el resultado no me ha convencido. Nada. Todo pasa y no se sabe porqué pasa. Cae Jerusalén, y no sabemos porqué, no cae Trípoli y tampoco sabemos el motivo. Los templarios y los hospitalarios luchan por la preeminencia y no sabemos cómo, sectas secretas luchan por el poder a través de personajes patéticos.... no. No me ha convencido. Los protagonistas, inmunes como 'el protegido' están en todos los saraos y no les salpica ni la sopa. Las protagonistas pasan del harén a la cama de cualquiera sin despeinarse. Todos interactúan con todos de un modo poco creíble. Demasiadas traiciones, reconciliaciones, sexo absurdo, evasiones... en fin. Sobredosis de todo y nada de historia.

Lo que me ha parecido simpático en el libro es el tratamiento que se da a Reinaldo de Chatillón, que en TODOS los libros, novelas, crónicas etc. es algo así como Satán en la tierra, el rompedor de pactos, el violador de treguas, el asesino de inocentes, y sin embargo, aquí es un tío casi simpático, del que se enamora una de las protagonistas.

Sinceramente, si te interesa la época se me ocurren unas cuantas DECENAS de libros que tienen mucha más gracia que este. Sólo voy a recomendar dos:

'El unicornio' Manuel Mújica Laínez, maravillosa historia de magia y amor. Un libro delicioso ambientado en las cruzadas.

'Las cruzadas vistas por los árabes', Amin Malouf, ¿te has planteado el otro punto de vista? Una joya literaria que nos hace ver el otro lado.

Además de estas, hay numerosas novelas que se dejan leer con gusto, mucho más que esta. Sólo voy a mencionar 'La trilogía de las cruzadas' de Jan Guillou un escritor sueco, si, esos que están tan de moda ahora, pero que precede en muchos años al fenómeno Millenium. En esta serie de libros que se leen con placer se combina la historia de las cruzadas justo en la misma época de la que trata el libro comentado -de hecho Saladino es un personaje también- con le nacimiento de Suecia como nación... interesante, ¿no?

Cualquiera de estos o de otros muchos que hay antes que este pequeño engendro de Peter Berling. Bueno. De pequeño nada.

¿Recomendable?
NO A menos que estés realmente realmente aburrido o aburrida.

Tres comentarios finales:

1) ¿Qué tiene Peter berling con el incesto que le tira tanto?
2) Creo que es injusto no comentar que Berling tiene varios libros muy buenos, aparte de 'Los hijos del Grial' que fue un bombazo en su momento. Yo mencionaría 'El obispo y su santo', sobre la vida de San Francisco, el nacimiento de los Franciscanos y sus homólogas las Clarisas
3) ¿A alguien le sorprende que en los países árabes se denomine 'modernos cruzados' a quienes apoyan a Israel? Mirad esta comparación:


A la izquierda el reino de Jerusalén, hacia 1170. A la derecha el estado de Israel, hoy.
No pretendo criticar, animar, apoyar o retirar mi apoyo a nadie, pero...

----------------------------------
A la sombra de las dagas. Peter Berling. Ed. Booklet, 620 pág. 11,00 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario