martes, 5 de enero de 2010

Retorno a la infancia... a través de un dodecaedro

Mira las tonterías que nos hacen volver a la infancia.

Resulta que cuando yo era un niño, disfrutaba montando poliedros. Fíjate. Me podría haber dado por el tenis y a lo mejor estaría ahora forrado. Pero no, me dedicaba a dibujar el desarrollo de un cubo, de un octaedro, de un tetraedro, de una pirámide, de un prisma... y los montaba.

Dibujar líneas sobre una superficie plana y convertirla en un volumen me parecía ... fascinante. Acababa con las manos llenas de pegamento y el suelo lleno de recortes de papel, para alegría de mi madre. Esta afición evolucionó con el tiempo, y alcanzó su cénit tras leer un cuento corto de Robert Heinlein, llamado 'And he built a crooked house', que leí después en castellano -algo así como 'La casa torcida'- en la que el protagonista construye una casa ultramoderna que.... se ha desarrollado en una cuarta dimensión como una especie de teseracto. Pero vamos. Eso fue después.

De entre todas las figuras las más bellas, sin duda, son los poliedros regulares, los sólidos platónicos. Y de entre todos ellos mi pesadilla era.... el dodecaedro. Maldita figura formada por doce pentágonos regulares, veinte ángulos, treinta aristas que se pliegan y repliegan en ángulos extraños. Mil recortes en ángulos inverosímiles. Y luego montarlo, pegarlo y que encaje todo.

Esta mañana, en Microsiervos, uno de los blogs que sigo, han enlazado un generador de dodecaedros/calendario. Fíjate qué idea más simple y más buena. Doce caras, doce meses. Inmediatamente he impreso uno y le he dicho a María que lo montaríamos.... para qué. Cinco minutos después de empezar a cortar caras ha dicho... 'ya sigues tú, me voy a jugar con los Pet Shops'. En fin. Tiene seis años. Qué voy a decir.


Papel, tijeras, pegamento.... ya te digo. Como cuando era un niño.

Y qué XODIDO es montar el dodecaedro, pero qué entretenido.

Por cierto, mi cumpleaños cae en miércoles........

2 comentarios :

Anónimo dijo...

El mio también cae en miercoles... mira por donde! :)

Anónimo dijo...

Siempre fui muuy torpe on estas cosas...
Supongo que no fue lo unico que te regalaron los reyes, verdad??
El mio cae en sabado...:-)
T.A.Mannens

Publicar un comentario