martes, 16 de febrero de 2010

Invisible, Paul Auster

Uno de los ejercicios de acrobacia literaria de Auster.

La historia de nueve meses de la vida de un poeta en ciernes, contada cuarenta años después, a punto de morir. Una historia dividida en tres partes completamente diferenciadas contadas en primera, tercera y otra vez tercera persona, y que termina con la narración de un tercer personaje, que redondea y cierra la historia. Una historia narrada en parte como si de una novela se tratara,  en parte como un relato hecho por otra persona, en parte como notas pendientes de corrección  y en parte como una serie de anotaciones en un diario escrito por otro autor diferente.

De nuevo la sombra del autor -Auster- que se proyectas sobre el propio texto  haciéndole a uno dudar sobre la característica autobiográfica. El protagonista comparte edad, lugar de estudios y objetivo vital con Auster, pero no. No es el caso. Esta vez no me lo creo.

Adam Walker, estudiante en una Universidad americana y aprendiz de poeta conoce a una extraña pareja, que le propone que dirija un proyecto empresarial apasionante. El socio capitalista, Born, es un francés que está visitando la universidad como profesor invitado, y que sin duda tiene un pasado turbulento. A punto de cerrar el acuerdo un episodio de violencia extrema se cruza en el camino de ambos y hace que sus vidas se  se separen. O no.

A partir de este momento al protagonista le empiezan a suceder cosas extrañas, que afectan a su vida y a su carrera. Encuentros de muy alta carga sexual, de hecho el sexo más explícito que jamás he leído en Auster, relaciones inadecuadas e inaceptables, episodios policiales..... la vida de Walker deriva hacia nadie sabe dónde.

Una narración típica de Auster, enrevesada, metaliteraria, con personajes que son marionetas en poder del destino y que inútilmente se rebelan contra éste. Relaciones familiares atípicas, sombras en el pasado de todos y dudas en el futuro. Como todos los libros de Auster te atrapa en la primera página y no te suelta hasta la última.

Tampoco es mi libro favorito del autor, posición que sin duda reservo a Brooklin Follies, pero sin duda es un buen libro que te hará pasar un buen rato.

¿Recomendable?
Si.

PD: Como en muchos libros de Auster, el autor hace un pequeño repaso por sus fantasías literarias, y sus autores favoritos. me ha hecho gracia la referencia a Enrique Vila Matas. Lo pondré en la lista. (NO, no he leído nada de Vila Matas, ya sé que es el autor español de moda, pero no he leído nada de él)

-----------------------------
Invisible, Paul Auster, Anagrama. 282 pág. 18,00 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario