miércoles, 17 de febrero de 2010

Vida de Pi, Yann Martel

La improbable historia de un protagonista de nombre imposible. Piscine Molitor Patel. Pi Patel.

Adolescente indio, habitante de Pondicherry, una de las plazas francesas en la India, hijo de los propietarios del zoológico de la ciudad, amante de Dios, mejor dicho de todos los dioses, puesto que practica el induísmo, la fe cristiana y el credo musulmán. A la vez. El niño que en el día de su cumpleaños le pide a su padre dos cosas: ser bautizado y una alfombra de oración para rezar orientado a La Meca. Este curioso especímen de ecumenismo es por su vida en el zoológico un experto en la vida de los animales.

La crisis azota Pondicherry y la familia no tiene más remedio que vender el zoológico y emigrar. Deciden hacerlo a Canadá, cruzando el Pacífico en un destartalado carguero rodeados por los animales, muchos de los cuales les acompañan en su viaje a Norteamérica.

Ocurre el desastre. El barco naufraga y Pi se encuentra refugiado en una lancha salvavidas junto a una cebra, un orangután, una hiena y un tigre de bengala. Pi lucha por su vida utilizando sus conocimientos del comportamiento animal y su dominio de la razón a través de las herramientas que consigue salvar de la catástrofe: las desaladoras de agua, los anzuelos y útiles de pesca. Su ingenio y determinación que le impulsan a sobrevivir a toda costa.

Las aventuras se suceden, al igual que los solitarios días en la inmensidad del mar. Improbables encuentros con seres fantásticos, diálogos con las criaturas del mar, la relación entre Pi y el tigre, enemigos, amigos y compañeros de soledad, necesarios el uno para el otro y relacionados de un modo tan íntimo como peligroso. Meses de supervivencia, de lucha por la vida y de ensoñación.

Al final la lancha salvavidas llega a las costas de Méjico. El tigre salta a la orilla y se pierde en la selva. Pi es socorrido por los lugareños, y cuenta su historia de supervivencia que pocos o nadie cree. Pero esta historia al final se transforma, dejando al lector la decisión de qué versión creer.

Esta fábula que ha supuesto para el autor fama y reconocimiento, a mi, personalmente, no me ha llegado. La encuentro demasiado retorcida, demasiado larga y demasiado cercana a determinado tipo de literatura de 'autoayuda' para mi gusto. En este caso sería 'autoayuda extrema'. El poder autosugestivo de la mente para superar momentos límite, lo que el doctor Rojas Marcos en una entrevista por radio que oí el otro día llamaba resiliencia, acudiendo a nuestra capacidad para superar lo aparentemente insuperable.

Para mi gusto, si este libro perdiera cien o ciento cincuenta páginas se convertiría en una excelente novela corta, más apropiada para el tipo de fábula que pretende ser.

¿Recomendable?
Con muchas dudas.

---------------------
Vida de Pi, Yann Martel, Áncora y Delfín. 330 pág., 16,20 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario