lunes, 29 de marzo de 2010

Autoretrato a través de los ojos de una niña


Desde que se inventó el espejo todos tenemos una idea de nuestro aspecto. Desde que se inventó la cámara fotográfica tenemos además la posibilidad de saber en cierto sentido cómo se nos ve desde fuera de un modo menos subjetivo.

Aún así, de ningún modo podemos estar seguros de cómo otra persona nos ve. ¿Le pareceré interesante? ¿Le pareceré guapo? ¿Le pareceré gordo o delgado? Nuestra imagen, al pasar a través de los ojos del observador se transforma. Esto es así en cualquier medio de comunicación. Ya se sabe: emisor/canal/receptor, y por el camino el mensaje cambia. Seguramente todos hemos tenido el secreto deseo de saber cómo nos ve alguna persona, es decir, meternos dentro de su cerebro, detrás de sus ojos y vernos como somos vistos.

Eso es imposible, seguramente por suerte. Menos mal que la telepatía no existe.

Se me ocurrió intentar hacer este juego de verme como me ve mi hija, pero a lo más que he llegado es a verme reflejado en los ojos de mi hija. No deja de ser un espejo.

Sobre la foto. Sigo jugando con el fuelle y distintos objetivos. Como habrás visto, las flores me maravillan cuando las veo con los ojos y la cercanía de un insecto. Colores increíbles, texturas increíbles, composiciones sorprendentes... Ahora estoy empezando a utilizar el cacharro este sobre otros sujetos, para ver qué tal. Tengo varias ideas sobre las que iré experimentando. Seguro que estoy siguiendo el mismo camino que miles de aficionados a la fotografía han seguido antes que yo, pero ser consciente de esto y haber visto cientos de macros antes no hace que me asombre menos ante el detalle de un estambre, las texturas en un capullo de flor o la armonía de color en un pétalo.

Este es uno de esos experimentos. Me atraen las texturas que se encuentran en el iris, e intentado fotografiarlo usando como modelo casi voluntaria a mi hija, he encontrado que con la luz adecuada me veía reflejado en su ojo tan bien que lo podía fotografiar. Diez minutos y quince fotos después....

No hay comentarios :

Publicar un comentario