martes, 27 de abril de 2010

El día de las tres excursiones -2

Esta es la segunda y última parte de El día de las tres excursiones

3-Es caló de s'illa

Y seguí, ahora ya solo.


En la carretera de Portinatx, hay un desvío que lleva a una pequeña península que se llama es caló de s'illa. Había estado allí en una excursión con la nena y unos amiguitos de ella, típica excursión dominguera, y tenía ganas de volver con tiempo y tranquilidad para pasear y conocer el sitio mejor.

La cala no es gran cosa. Está situada al final de un torrente, tiene un acceso bastante difícil y por eso no hay prácticamente nadie.



La cala está encajada entre dos acantilados, el de la izquierda bastante alto, y el de la derecha un poco menos. Hay algunas casetas de pescadores. para subir hasta arriba, uno puede volver hacia a trás y seguir un camino bastante sencillo hasta arriba, o puede uno hacer el idiota y trepar, sobre todo si lleva la mochila cargada y tal. Eso sí,  cuando se llega arriba la vista es impresionante. Yo trepé, por supuesto, y la verdad es que mientras lo hacía me daba cuenta de lo idiota que llego a ser. No vale la pena partirse una pierna. 

Una vez arriba se tiene una vista maravillosa, de la escarpada costa Norte de la isla: el mar azul, el cielo, algunas sabinas, islotes. Un sitio maravilloso.

Oyendo canciones de Arcade Fire, me dediqué a buscar encuadres que me gustaran.  Y había muchos. La verdad es que había muchos. Con el Sol alto -era casi la una de la tarde-, se pueden hacer pocas cosas en general. Salvo que uno tenga algún filtro que le anime el día. Es el momento del B+W de 10 pasos, también conocido como el 'cristal del soldador'. ¿Sabes lo que hace ese filtro? Para el tiempo. No hay otro modo de decirlo.

vista desde el acantilado

El mar turquesa, el fondo verdoso, el cielo... el paraíso, vamos.

Para mi sorpresa, al moverme un poco hacia el Este vi que el mar estaba agitado. Mucho. El viento de Levante no parecía fuerte, pero debía haber mar de fondo, o alguna corriente, o algo así, porque en ese lado del acantilado las olas batían la costa con dureza.

la fuerza del mar

Esta foto está tal cual salió de la cámara, sin ningún tipo de retoque, ajuste de niveles o lo que sea. En fotografía digital a eso se le llama SOOC, "Straight Out Of the Camera", o lo que es lo mismo, directo de la cámara.

una construcción en ruinasEn la parte superior del acantilado hay un bosquecillo de pinos y sabinas, con bastante sotobosque. Me moví por la parte de arriba buscando el modo de bajar a la base del acantilado y poder acercarme al mar. Encontré esta construcción antigua, derruida. ¿Un redil para animales? ¿Alguien viviría ahí en algún momento? No sé. Vivir en este peñón debía ser lo más solitario del mundo. No sé si en Ibiza hay algún sitio más lejos de algún núcleo habitado. No lo sé. En cualquier caso al final encontré el camino para bajar. Un sendero al lado del acantilado por el que se baja hasta una gran plataforma casi al nivel del mar en la que las olas y la lluvia forman enormes estanques naturales.

Desde allí sí que se podía disfrutar de la fuerza del mar. Poderoso como él solo, y luchando permanentemente con la roca por la supremacía. Impresionantes las olas, su rugir, los rociones que llegaban bien dentro de la roca.

huelo el salitre, oigo las olas

Otra foto SOOC. Al final controlaré el filtro ese.

Poco a poco empezó a caer la tarde, y con ella se comenzó a cerrar la niebla. Encontré un lugar magnífico bastante resguardado de las olas pero desde donde se podía sentir el mar casi encima.

edges

Aguanté allí un rato, con algunos salpicones de olas más fuertes. Puede parecer una estupidez, pero en los sitios en donde uno nota la presencia de una fuerza incontenible como la del mar, es donde ala vez  más fuerte se siente uno. Una ola tras otra se estrella contra las rocas. Se forman cataratas de agua que vuelve al mar, y cada una de esas venas de agua parece que me de energía. ¿Me pasa sólo a mi?

P1020381_expo_DSC5614_expo

Al final la niebla se cerró mucho y era mejor ir volviendo. Faltaba subir al acantilado otra vez.

Pero, ¿qué es esto? ¿A qué tipo de sitio he ido? ¿Hay visitantes que llegan a través de la niebla desde otro mundo? Una figura fantasmal apareció en la niebla. Alguien a quien no había visto, desnudo, haciendo algunos ejercicios de Tai Chí. Una visión que me recordaba que no estaba solo en la Tierra, después de varias horas de no ver a nadie. de nuevo en contacto con la realidad y con una cara de Ibiza que todavía existe.

En poco rato estaba en el coche. Camino de vuelta, fin de la excursión.

te pillé
El fotógrafo y su cámara

recursos

No hay comentarios :

Publicar un comentario