lunes, 26 de abril de 2010

El día de las tres excursiones

El pasado sábado 24 fue un día extraño. Casi podríamos decir que fue un día de vacaciones. Tuve casi todo el día para mi mismo, para hacer lo que yo quisiera. Me dediqué a pasear por el campo y a hacer fotos.

1-Pou d'es Lleó

Un sábado es un día de quedada. A las seis de la mañana puede parecer temprano, pero ya, cerca del verano, es tarde si uno quiere ir lejos. A las seis ahí estábamos, en el sitio habitual de reunión, con más cara de sueño que otra cosa. Habíamos quedado en ir a Pou d'es Lleó, que pilla a sus buenos veinte o veinticinco minutos de Ibiza.

Oscar nos llevó a un tramo de acantilado, a la derecha de la cala, que yo no conocía, y al que sin duda volveré. Seguramente con la bici, para buscar más sitios bonitos a los que ir con la cámara en la mano. Por desgracia era tarde y ya era más de día que de noche. Ni siquiera la luz era crepuscular.

crepúsculo

Al poco, muy poco de llegar allí salió el Sol. La combinación de rayos solares casi paralelos a la superficie del mar con el filtro de diez diafragmas que usé para hacer la siguiente foto creó el efecto de que el mar era una superficie metálica, de estaño o plomo fundidos. Estaba apoyado en precario encima de las rocas, haciendo equilibrios cada vez que quería cambiar un objetivo, poner un filtro o simplemente mirar por el visor. A veces vale la pena.

Mar de plomo fundido

Con el sol fuera es el momento de probar cosas. Yo soy de los que les gusta apurar los emplazamientos, cambiar de objetivo, cambiar de filtro, probar distintas velocidades de obturación, es decir, repetir encuadres cambiando parámetros. Así se consiguen cosas como estas dos fotos tomadas con escasos minutos de diferencia.

sale el sol sale el sol
ISO200, 48mm, f/8, 5 seg, WB4950º ISO200, 48mm, f/22, 45 seg, WB2625º
Cada cual que juzgue cuál es su favorita.

como un estanqueAhora sí que cambio de sitio. Subo arriba del acantilado y, con el Sol bien alto, me dedico a explorar un poco el entorno. Con el filtro de diez pasos el mar se convierte en un estanque. El fondo se revela y la escena adquiere un puntillo de irrealidad que me gusta.
jugando con el ojo de pezTambién es momento de probar cosas nuevas. Joseeivissa, que es un maestro y un amigo, me prestó el ojo de pez Tokina. No es el tipo de objetivo que uno usa todos los días y hayq ue saber usarlo -yo estoy aprendiendo-, pero entrega unos resultados muy particulares. Dí unas cuantas vueltas por aquí y por allí con él.

La tierra es redonda, ¿no crees?

Hay dos tradiciones que no faltan en las quedadas. La primera es la foto de grupo. de esto se encarga siempre Oscar. La foto a continuación es de él, administrador del grupo y alma mater.

La última tradición es el desayuno. En esta ocasión en Cana Aneta, en San Carlos, uno de los bares más tradicionales de la isla.
foto de grupo

2-El helicóptero en Portinatx

Mis planes eran desayunar, bajar a Ibiza, cambiarme de ropa, coger la bici e irme a dar vueltas otra vez por ahí, pero los planes cambian. Al acabar el desayuno Juan (Ibizasierra) comentó que se iba a Portinatx a ver un helicóptero del Ejército del aire que tenía previsto hacer una parada a mitad de camino ente Mallorca y Murcia.

¿Tenía realmente algo mejor que hacer? No. Pues allá que me fui.

A su hora el helicóptero llegó.

_DSC5398_expo

Aterrizó

P1020322_expo

_DSC5408_expo

Y os dejaron pegar un vistazo alrededor y por dentro. Por desgracia no nos dieron una vuelta, aunque prometieron hacerlo en su próxima visita.

_DSC5438_expo_DSC5457_expo

Un rato agradable, con Juan y Alex (Murdok), compañeros de afición.

3-Es caló de s'illa

Continua la narración visual de la excursión aquí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario