sábado, 17 de abril de 2010

Flores de ibiza

Desde siempre me han gustado las fotos de flores, pero hasta ahora no me había dedicado a hacerlas.

En general no me gustan las fotos de un grupo de flores, o de una flor entera, pero me encantan los recortes de flores.

Desde que me puse a jugar con el fuelle que compré para hacer macros me estoy hinchando a hacer fotos de flores. Es ideal aprovechar cualquier momento: al final de una quedada, después de una comida, cualquier momento en un sitio con flores para sacar la cámara, el fuelle y ponerse a disfrutar.

El hacer macros con el fuelle hace que uno salte al pasado. El fuelle elimina la mayor parte de los automatismos de la cámara: el control de exposición, el enfoque, etc. El objetivo principal que uso con el fuelle es un 75-240 que usaba con la F60 analógica hace más de diez años, y que se ha pasado igual cinco años metido en una caja. Ahora estoy haciendo más fotos con él que en su momento con la cámara analógica.

El enfoque manual sobre sujetos minúsculos es un trabajo de paciencia franciscana. Cualquier pequeña ráfaga de aire, temblar, tocar el sujeto ligeramente hace imposible enfocar. Para hacer una foto buena hay que entrar en un pequeño trance hasta que de repente.... CLIC... trance o no trance la tasa de fotos eliminadas frente a fotos aceptables es mucho más baja que lo normal.

Ahora sí, si sale una buena suele ser impresionante.

Estas son algunas de las fotos que he tomado en estos dos meses que llevo jugando con el fuelle, y haciendo macros.

azul

un sol vegetal

¿profundidad de campo?

ejercicio: armonía, unicidad

estallido de color

Polen

¿Te gusta alguna? Espero que sí.

Seguramente publicaré algún post más con macros de cosas que no sean flores.

No hay comentarios :

Publicar un comentario