sábado, 10 de julio de 2010

Lo que hay que tener, Tom Wolfe

Es posible que te suene la película 'Elegidos para la gloria' de hace unos quince años que, centrándose en las vidas de los siete primeros astronautas americanos, relata los primeros años del programa espacial tripulado norteamericano. Pues este es el libro en el que se basa la película.

Es posible también que te suene Tom Wolfe como escritor. Debería: 'La hoguera de las vanidades', 'Todo un hombre' o 'Yo soy Charlotte Simmons' son libros que vale la pena leer.

Éste es un libro anterior y no es una novela, es un híbrido entre reportaje de investigación, novela y crónica. Tom Wolfe es el padre del  'nuevo periodismo' que nació con el 'A sangre fria' de Truman Capote. Su dedicación primaria al periodismo de investigación se nota en cómo está planteado, articulado y escrito el libro: una interesantísima crónica articulada entorno a los siete astronautas del proyecto Mercury original y de su entorno más cercano.

Muy interesante la descripción de la rivalidad entre los pilotos de la fuerza aérea que estaban batiendo records de velocidad y altura a la vez que se desarrollaba el programa Mercury. La figura de Chuck Yeager, que batió la barrera del sonido, como padre espiritual de los pilotos de pruebas, esa cofradía cuyos integrantes comparten una relación insana con el riesgo, y un ego del tamaño de una montaña. Ese 'Right Stuff', 'lo que hay que tener' en castellano, que les hace buscar los límites y después sobrepasarlos para ver hasta dónde se puede llegar.

Las mujeres de los astronautas ocupan también un espacio esencial en el libro, las compañeras que esperan solas en casa y sufriendo cada día que pasa la inquietud, la ansiedad de ver si vuelve o no vuelve, para luego ver como recién llegado a casa el piloto se vuelve a ir con los compadres de la hermandad de adrenalinadictos a tomar cervezas y a .... más cosas.

La carrera espacial fue lo más parecido a una guerra sin armas que se libró entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Cada paso de los americanos era anticipado por los Soviéticos, que los adelantaban una y otra vez, hasta que los americanos empeñaron a la nación en un proyecto de escala bélica para colocar una bandera americana en la luna y evitar que ésta se convirtiera en un 'punto rojo sobre sus cabezas'.

Lo diferente de este libro es el planteamiento abierto, que no esquiva las profundas diferencias que había entre los siete elegidos en todos los sentidos. Diferencias de formación, de entrenamiento, religiosas, políticas, y de todo tipo, que cristalizaron en varias discusiones épicas entre ellos, polarizándolos en dos bandos, uno liderado por Alan Shepard, vividor, arrojado, valiente hasta la inconsciencia, y el otro liderado por John Glenn, religioso, el perfecto padre y militar, que luego fue senador durante muchos años, y volvió a subir al espacio a los 77 años, en una misión de la lanzadera en la que también voló Pedro Duque, convirtiéndose en el ser humano de más edad que subió al espacio.

¿Recomendable?
Si, por poco que te interese la carrera espacial. Sin duda.

-----------
Lo que hay que tener, Tom Wolfe, ed. Anagrama. 352 pág. 9,61 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario