jueves, 30 de septiembre de 2010

Los desnudos y los muertos, Norman Mailer

Este es el libro que leí hace más de dos meses y que no comenté en su momento. Con este empecé esta maña costumbre de NO comentar los libros al leerlos. igual lo hice más bien por culpa de este libro, por lo que me desagradó.

Es un libro difícil, y a la vez dicen que es una de las cien mejores novelas de todos los tiempos. Para mi no estaría en esta lista, ufff, ni en la de quinientas tampoco.  Es un libro durísimo. Escrito justo después de la segunda guerra mundial por Norman Mailer, que sirvió en el Pacífico pero no  en tropas de combate sino como cocinero en tropas de apoyo, nos cuenta el desarrollo de una campaña en un pelotón de infantería que se enfrenta a la encarnizada defensa que los japoneses hacen de cada metro de frente.

La deshumanización de los personajes es total, y quizá ese es uno de los éxitos de la novela: describir a los soldados como los animales en los que se convierten a través de su entrenamiento y su contacto con el horror, la muerte y el sufrimiento propio y ajeno.

El pelotón lo forman personas que no tienen nada en común, y se aparta mucho de las tradicionales historias de 'compañerismo en la guerra' a las que estamos acostumbrados. Los personajes se odian entre sí, hay comportamientos racistas  hacia los judíos que hay en el pelotón que dan grima, los soldados ven la muerte de los demás como una especie de liberación 'mejor tú que yo'.

En cuanto al comportamiento con el enemigo... mejor no hablar de ello. Los japoneses no alcanzan ni de lejos la categoría de personas. Masacrar a los prisioneros es lo más normal, y hacer 'excursiones' para desvalijar a los cadáveres es cosa habitual.

Tampoco quedan muy bien parados los oficiales, desde el General hacia abajo. Cada uno de ellos obsesionado con sus pequeñas miserias y vendettas personales que les hacen tomar decisiones cuyas consecuencias pagan otros.

¿Y cuál es la historia? No hay historia. Bueno, es mentira; hay una situación que rodea la historia: es la campaña para tomar una isla inexistente en el Pacífico, desde el desembarco hasta la eliminación del último reducto japonés. Los días se suceden, los soldados combaten y mueren y el horror aumenta sin cesar. La campaña se estanca y el General decide enviar una patrulla de reconocimiento para evaluar una posible estrategia. En realidad todo este argumento es superfluo, porque lo que el autor quiere lo consigue sin que importe mucho lo que rodea a los personajes: los soldados de la patrulla. Ellos son los protagonistas, no la historia.

Un horror de libro, una especie de 'el corazón de las tinieblas' de Conrad ambientado en la segunda guerra mundial. El autor nos convence de lo inhumanos que podemos ser los humanos.

¿Recomendable? Bueno. Yo no lo recomendaría. Se me ocurren muchas cosas mejores para pasar el rato que amargarse con lo más abyecto de la condición humana. ¿Me explico?

---------------
Los desnudos y los muertos. Norman Mailer. Ed. Anagrama. 704 pág. 13,50 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario