domingo, 19 de septiembre de 2010

Supertramp en Barcelona. Yo de mayor quiero ser viejo rockero.

El primer disco que compré en toda mi vida fue el 'Breakfast en América', el penúltimo disco de Supertramp antes de que Roger Hodgson abandonara el grupo. A partir de entonces los fui comprando todos, uno detrás de otro, hasta que los tuve todos. Hoy eso no tendría más mérito que ponerse a buscar y descargar en un momento la discografía completa. Entonces eran otros tiempos, tocadiscos, discos de vinilo, etc etc. Esos discos los tengo por ahí abajo, en el trastero. Cogiendo polvo....

Y de repente resulta que salidos del geriátrico, reaparecen, y resulta que yo me recupero de la operación rápidamente, y resulta que me entero de que tengo entradas, y billetes, y hotel, y... allá que me voy! Barcelona, prepárate. Crisis, what Crisis?

El concierto: maravilloso. Nada de gazmoñadas modernas. El repertorio clásico y casi todas mis favoritas: sólo he echado en falta 'Hide in your shell', 'Child of vision' y 'Fools Overture', de las demás.. todas.

Dos horas de concierto sin pausas, de un tirón, como campeones. Dos cantantes bastante buenos, sobre todo uno de ellos que resulta ser el hijo del batería original del grupo y que tiene una voz clavada a la de Roger Hodgson... Por ahí hubo comentarios malvados y malintencionados sobre la 'casualidad' de que el hijo del batería tuviera la misma voz que uno de los cantantes... Mucho tiempo de gira juntos, ¿no? En fin.

Maldades aparte, un concierto maravilloso. Me las sabía todas, desde luego. Con el primer acorde de cada canción saltaba. Ahhhh qué pasada. Además de eso, las entradas estaban en sitio maravilloso, en la pista, en la fila 23 y centradas. Vamos, que nos los comíamos. Eso también era lo malo. Me cuesta muchísimo estar sentado en un concierto. Ufff hubiera estado saltando todo el rato.

Lo ordenadito que estaba todo, con la gente razonablemente sentada en las sillas de pista me permitió acercarme hasta la fila uno para hacer unas cuantas fotos en 'Downstream', que marcó la mitad del concierto y que interpretó sólo al piano Rick Davies.
No voy a entrar en la gente que asistía al concierto. En general la gente no peinaba canas, sobre todo porque a casi nadie le quedaba pelo (como a mi, por ejemplo) Fantástico ver a familias juntas, padres e hijos, en el concierto. Fantástico.

En fin. La tecnología avanza una barbaridad, y al terminar el concierto podías comprarlo en un pen USB. Lo compré por supuesto. Por ahí estarán grabados mis gritos, silbidos y aullidos. Ahora estoy escribiendo este post con la camiseta de la gira.

Una sorpresa inesperada. Mi grupo favorito de cuando tenía la edad de ser fan. Veinticinco años más tarde los he visto. Resisten los cabritos. Joder, cómo resisten.

Destacaría tres instantes del concierto: los aullidos con 'Give a Little Bit', el impresionante encore final completamente modificado respecto del disco en 'Another man's woman' y el final del concierto: el imprescindible 'Crime of the century'

Por aquí abajo unas cuantas fotos más.

Update: He encontrado un link a una canción de esta gira: "bloody well right"

http://vimeo.com/15045368










El concierto acabó así, no podía acabar de otro modo. La tercera canción del bis. En cuanto empezó yo sabía que sería la última. No hay mejor modo de acabar.

1 comentario :

Jose Ramon dijo...

Bueno, mayor ya lo eres...viejo rockero...no se...XD.

Publicar un comentario