viernes, 29 de enero de 2010

Prueba de objetivos

Como hoy he tenido media mañana libre 'por sorpresa' he pensado hacer un juego con la cámara. Una foto con cada objetivo que tengo, en ambos extremos de zoom en el caso de que lo tenga, para poder comparar. Seguro que hay alguna sorpresa.

Para que el tema sea lo más justo que sea posible, he hecho todas las fotos en las siguientes condiciones:

f/8, prioridad a la apertura,
ISO 200,
enfoque automático -en el caso de que el objetivo lo tenga,
parasol en el caso de que lo tenga para ese objetivo,
el mismo objeto en todas las fotos.

Para que se puedan ver las diferencias, culgo las fotos en longitudes focales crecientes.

1 - 10mm -- SIGMA 10-20

El Sigma 10mm es fantástico, como puede verse. Un angular que da un rendimiento fantástico. Podía ser un poco más luminoso, pero entonces valdría el doble. Se han ganado el pan los ingenieros.
2 - 18mm -- TAMRON 18-270

El Tamron todoterreno.... 18-270, una compra de novatillo, cuando pensaba que era posible tener un único objetivo enganchado a la cámara y no andar cambiandolo. Pero entonces, claro, ¿para qué me compro una DSLR? No me voy a quejar en general. Lo he pasado bien con él.
3 - 20mm -- SIGMA 10-20

El angular a 20mm
Impresionante el Sigma 24-70. Estoy encantado con esa óptica. Fíjate la nitidez.
5 - 35mm - NIKON 35-80

Una sorpresita sacada del baúl de los recuerdos. El pisapapeles de la F60, un 35-80, que en la digital con el factor de recorte se comporta como un 50-120. En la parte baja del rango focal se comporta. o tiene desde luego la nitidez del 24-70 -ni su luminosidad- pero vamos, para una emergencia....
6 - 50mm - NIKON 50

Mi amor. Sigue siendo mi objetivo preferido. 50mm f1.4. Si me tuviera que quedar con UN sólo objetivo... escogería este sin duda. Dos pasos de diafragma completo mejor que el 24-70 y la misma o mejor nitidez. ¡Qué maravilla!
7 - 70mm -- SIGMA 24-70

Empezamos a alejar el rango focal. El extremo alto del 24-70, que mantiene las prestaciones del extremo bajo. Excelente, y además FF
8 - 75mm - NIKON 75-240

La sorpresa de la prueba. El tele 75-240 que tenía arrinconado y que era de la F60. No es muy luminoso (4,5-5,6) pero de nitidez va bien bien. Ya verás en la parte lejana del rango.
9 - 80mm - NIKON 35-80

El pisapapeles, 35-80, que en la parte alta deja bastante que desear en cuanto a nitidez.
10 - 240mm - NIKON 75-240

Sorprendente el comportamiento del 75-240 en la parte alta, sobre todo comparándolo con el TAMRON a continuación. Lo meteré en la mochila a partir de ahora.
11 - 270mm -- TAMRON 18-270

Cae, cae, cae. Es imposible pedirle a un objetivo que sea excelente en los dos extremos de un rango tan grande. Aquí perdemos claramente nitidez.
12 - 500 - ACME500

El catadióptrico 500mm f/8 fijo de Andrés. Sabiendo lo que podemos esperar de él no nos debemos sentir decepcionados. No me quejo de su rendimiento siendo lo que es (y el precio que tuvo)
13 - 1000 - ACME500 *2

Y si al 500mm le ponemos un duplicador marca ACME... ¿qué pasa? Pasa esto.
ibiza estenopeica - pinhole

Pero una prueba de objetivos no puede estar completa sin incluir uno de mis juguetes predilectos. El estenope. Un tapón de cámara agujereado. Cinta aislante perforada con un alfiler. Dos euros de coste. Un resultado... sorprendente.


Estenope. Siempre a tu servicio!
el cristal y las maquinitas 
Y este es el equipo que he usado

Sigma 10-20 f4,5-5,6
Sigma 24-70 f2,8
Nikon 35-80 f4-5,6
Nikon 50 f1.4
Nikon 75-240 f4,5-5,6
Tamron 18-270 f3,5-5,6
ACME 500 f8
Duplicador ACME

Nikon F60
Nikon D90

Estenope
Por cierto, igual hace ocho años que no encendía la F60. Hasta tiene un carrete a mitad dentro. Pues eso, la he encendido, ha funcionado, ha disparado y estoy loco por ver lo que tiene el carrete. Si tiene algo, claro.

Una última nota anecdótica. La "foto de grupo" donde hay una buena cantidad de Nikon por metro cuadrado.... la he hecho con mi adorada compacta CANON IXUX i zoom...... Justicia poética.

domingo, 24 de enero de 2010

soft sunset


soft sunset, originalmente cargada por soybuscador.

Un día extraño. Hoy era la maratón fotográfica del parque natural de Las Salinas. Ha sido divertida pero un poco decepcionante en cuanto a los resultados. De hecho me gustan más dos fotos que hice con la LUMIX haciendo el mono que las que hice con la D90 para la 'competición'.

Es para pensarse un poco si la facilidad que nos da la técnica digital de tirar y tirar y tirar nos hace ser mucho más descuidados en planificar y pensar las fotos. Esto se evidencia cuando uno tiene limitación en el número de fotos que puede disparar. Casi da miedo darle al botoncito.

En general, lo que yo suelo hacer es elegir una apertura en función de la profundidad de campo que quiero tener, calcular a ojo la exposición y ajustar en fotos sucesivas. Esta 'técnica' es completamente diferente de intentar clavar la exposición a la primera. y mira que no será porque la cámara no nos ayude, ¿eh? nadie sale a la calle hoy en día sin un fotómetro 'puesto' por el que hubieran pagado oro los fotógrafos antiguos.

Me parece que va a ser una buena idea 'retarme' a hacer sesiones de fotos sin repetición, es decir, hacer UNA foto por encuadre.  O a lo mejor lo que tengo que hacer es eso, quitarle el polvo a la cámara analógica y aprovechar todas las ópticas que tengo ahora, que son perfectamente compatibles.

En el maratón he hecho nueve fotos en tres horas. Todo es diferente si CADA foto debe ser buena. Retorno a los tiempos del carrete.....

Bueno. Al final por la tarde me pude escapar una horita. Algo no planificado. Al volver hacia casa estaba atardeciendo y no pude evitarlo.

Es codolar está a diez minutos mal contados en coche, y aproveché para jugar un poco con los filtros.... y para pensar que quizá unos Lee no hubieran estado mal. Con el angular hay que hacer milagros para sacar algo (bueno, miLagRitos)

Hace tiempo que no posteaba nada. ¿Pecado mortal o venial? Tengo a medias un comentario de libro que me está matando, aunque la verdad es que no estoy leyendo mucho últimamente. Me temo que voy a tener que empezar a leer algo de electroencefalograma plano. Siempre me pasa.....

miércoles, 6 de enero de 2010

Un día en Albarracín


Albarracín es un pueblo de poco más de mil habitantes situado en la provincia de Teruel, a unas dos horas por autovía y carretera de Valencia. El pueblo se haya junto al cauce del Guadalaviar, rodeado de colinas y dominado por las murallas de un castillo que se empezó a construir en el S XI y se fue completando a lo largo de los tiempos.
Un pueblo de l españa interior

El castillo y las murallas se encontraban en un estado de franco deterioro, pero poco a poco ha ido restaurando. Desde los años 60 el pueblo se considera Patrimonio Nacional y ha sido propuesto como sitio Patrionio de la Humnaidad a la UNESCO, aunque no ha recibido este reconocimiento por el momento.

Decir que el pueblo está bien conservado sería engañoso. Siempre nos podríamos hacer la pregunta de ¿conservado respecto de cuándo: de 1900, de 1700? Sería más adecuado decir que en el pueblo no hay construcciones modernas que rompan la armonía arquitectónica, que el estilo de construcción es similar en toda la localidad y que las calles empedradas, los escudos de armas en las fachadas y el aire venerable que se respira en todo él evoca tiempos pasados.
calles de albarracín





muralla del castillo de albarracín
Al dejar el coche en el parking que hay junto al rio lo primero que llama la atención es un lienzo de la muralla que domina todo el pueblo, e inmediatamente dan ganas de subir a verla más de cerca. Empezamos cuesta arriba. La calle empedrada pasa junto a un hotel. Un mirador nos permite ver la curva del río. Los edificios son de piedra, sólidos, la mayor parte de ellos tienen aleros de madera.
Dejando la plaza mayor y el resto del pueblo para luego, seguimos hasta llegar a las murallas. Se conservan varias torres en buen estado y un muy buen trozo de la propia muralla. Se puede subir hasta arriba e incluso pegar un paseito por la parte de arriba de algunos lienzos, algunos sin almenas, que se abren al vacío a ambos lados. Como el día era ventoso yo, que no soy ningún valiente, me ahorré la aventura.



El pueblo y sus alrededores son un paraíso para el aficionado a la fotografía, que puede encontrar cientos de paisajes, detalles, vistas y encuadres fantásticos.Tras pasear un rato por la cima de la colina y disfrutar de las espectaculares vistas, uno se puede perder por las callejas del pueblo, visitar la catedral e imaginar cuando hace más de setecientos años Albarracín era la capital de un pequeño reino de las montañas bajo la dominación de la familia Ben Razín, de donde le viene el nombre.

Tanta caminata da hambre, no me digas que no, pero si hay algo fácil de resolver en Albarracín es eso. No te sorprenderá que la comida sea típicamente montañesa, con poderosos platos calientes. Yo comí unos callos con garbanzos... simplemente fabulosos.

La comida es el momento perfecto para planear la tarde, y no es que falten opciones en la comarca. Nosotros escogimos el prado del Navazo, en el Pinar de Rodeno por dos motivos. Primero por el propio pinar, un paraje natural maravilloso con impresionantes formaciones de arenisca roja. Segundo por las pinturas neolíticas que se encuentran en varios abrigos de sencillo acceso. A menos de diez minutos de Albarracín llegamos al pinar. Dejamos el coche en el parking y nos adentramos en él. El sendero nos lleva entre paredes de sorprendentes formas y un intenso color rojizo que son un destino muy conocido para los aficionados a la escalada en bloque (el boulder inglés)



El verde de las hojas y el rojo de la arenisca crean interesantes contrastes. Encontramos bastantes setas de piña (Baeospora myosura), que nos llamaron la atención.

¡No soy un macro, soy una seta!

El paseo es de lo más agradable, sin pendientes pronunciadas. Serpenteando por la arboleda y dejando a ambos lados grandes formaciones rocosas de impresionante porte, el camino nos dirige hacia un circo rocoso sobre el cual se encuentran los abrigos con las pinturas rupestres. Están resguardadas por rejas, pero entre los barrotes es fácil introducir el objetivo y hacer un par de fotos.

Los sonidos del bosque nos acompañan. Con poco esfuerzo es fácil imaginar a los primeros pobladores alrededor del fuego, hablando de la cacería del día, vigilando que ningún carroñero les robara la pieza cobrada, y con los dedos encalados pintando en la pared y el techo las figuras de los ciervos y los toros que eran su pieza codiciada. ¿Representación o invocación? Nunca lo sabremos. En cualquier caso es una imagen del remoto pasado que nos hace ser conscientes de lo que nos precedió, y ser responsables de nuestro futuro como especie. Personalmente no puedo evitar sentir un escalofrío cuando estoy en sitios como este, en los que se manifiesta de modo tan intenso la historia que hemos dejado atrás. Quizá seis mil años me separan de quien pintó el toro que acabo de fotografiar. Hemos recorrido un largo camino.

La muralla sobre albarracín
Cae la noche y el bosque se cubre de sombras. Es hora de volver. Hacemos una última parada en Albarracín para recuperar calor y fuerzas y comentar la jornada. La luz artificial hace que las mismas calles nos parezcan diferentes. Otra oportunidad para hacer fotos. Por desgracia se pone a llover. No vamos suficientemente preparados y tenemos que acortar el paseo nocturno. No pasa nada. Nos llevamos un importante botín de paisajes, historia, naturaleza y experiencias, además de un buen montón de fotos que nos harán recordar si duda el fantástico día que hemos pasado.

Si no conoces Albarracín ponlo ahora mismo en tu lista de sitios a visitar.

De izquierda a derecha Laura, Tere, Miguel, Nacho, Sonia, Carmen, María, Ricardo y Alfonso

Windows 7 y el MODO DIOS

Es poco discreto -como mínimo- que exista algo en Windows que se llame 'MODO DIOS' ¿Alguna duda de para qué sirve? Reúne decenas de opciones de configuración que están dispersas por el sistema (panel de control menús de configuración, etc) en una carpeta y las presenta en modo de lista.

En Windows 7 funciona, y aparentemente en Vista también. En Vista no lo he probado... todavía...

Para conseguirlo sólo hay que crear una carpeta donde sea -yo la he creado en 'Documentos'- y ponerle el siguiente nombre:

GodMode.{ED7BA470-8E54-465E-825C-99712043E01C}

El nombre... es indicativo, ¿no?

Oye, por cierto, hay que inventar un acrónimo para esto, similar al NSFW. Yo propondría NSFNG (Non Safe For Non Geeks) porque el lío que puede montar alguien que no controle lo que hace puede ser de campeonato.

Visto a través de CNET,

martes, 5 de enero de 2010

Retorno a la infancia... a través de un dodecaedro

Mira las tonterías que nos hacen volver a la infancia.

Resulta que cuando yo era un niño, disfrutaba montando poliedros. Fíjate. Me podría haber dado por el tenis y a lo mejor estaría ahora forrado. Pero no, me dedicaba a dibujar el desarrollo de un cubo, de un octaedro, de un tetraedro, de una pirámide, de un prisma... y los montaba.

Dibujar líneas sobre una superficie plana y convertirla en un volumen me parecía ... fascinante. Acababa con las manos llenas de pegamento y el suelo lleno de recortes de papel, para alegría de mi madre. Esta afición evolucionó con el tiempo, y alcanzó su cénit tras leer un cuento corto de Robert Heinlein, llamado 'And he built a crooked house', que leí después en castellano -algo así como 'La casa torcida'- en la que el protagonista construye una casa ultramoderna que.... se ha desarrollado en una cuarta dimensión como una especie de teseracto. Pero vamos. Eso fue después.

De entre todas las figuras las más bellas, sin duda, son los poliedros regulares, los sólidos platónicos. Y de entre todos ellos mi pesadilla era.... el dodecaedro. Maldita figura formada por doce pentágonos regulares, veinte ángulos, treinta aristas que se pliegan y repliegan en ángulos extraños. Mil recortes en ángulos inverosímiles. Y luego montarlo, pegarlo y que encaje todo.

Esta mañana, en Microsiervos, uno de los blogs que sigo, han enlazado un generador de dodecaedros/calendario. Fíjate qué idea más simple y más buena. Doce caras, doce meses. Inmediatamente he impreso uno y le he dicho a María que lo montaríamos.... para qué. Cinco minutos después de empezar a cortar caras ha dicho... 'ya sigues tú, me voy a jugar con los Pet Shops'. En fin. Tiene seis años. Qué voy a decir.


Papel, tijeras, pegamento.... ya te digo. Como cuando era un niño.

Y qué XODIDO es montar el dodecaedro, pero qué entretenido.

Por cierto, mi cumpleaños cae en miércoles........

domingo, 3 de enero de 2010

Fotos hiperfavoritas del mes de diciembre

De HIPERFAV
Estas son mis hiperfavoritas del mes de diciembre. 18 fotos que son las que creo que más me han gustado, las más representativas o las que más me han llamado la atención de entre todas las que he visto durante el mes en Flickr.

Algunas son de gente que conozco personalmente, como Ricardo, por supuesto, el amigo Retales o Joseeivissa, con los que he compartido alguna que otra madrugada o noche. Otras son fotos de gente a la que sigo a través de con admiración través de Flickr, como Mariano Belmar, TA Mannens o Wandering Hermit. Alguna es de gente que no conozco de nada. Fotos que he encontrado vagando por galerías o grupos en los que cuelgo cosas de tanto en tanto.

No dejo de asombrarme del poder de Internet como herramienta de comunicación inteligente. Dicen que Dios los cría y ellos se juntan, pues vaya, Internet es en tal caso un magnífico instrumento divino.

Ya sabes. Pulsa sobre la foto o sobre este enlace, que te llevará a la EXPO. Allí están todas las fotos en un tamaño más interesante y la pequeña explicación de porqué me ha parecido excepcional.

viernes, 1 de enero de 2010

Catilinarias, Marco Tulio Cicerón

Un salto mortal al pasado. Del Gotterdamerung a los convulsos años en los que la República romana se deslizaba despacio pero imparable hacia el Imperio. Cicerón, el orador por excelencia, preocupado por la República pero también por su propia inmortalidad anticipa un complot contra la República instigado por Catilina, frustrado por cuarta vez en sus ambiciones consulares y que tras entender que jamás alcanzaría la más alta magistratura de la República decide embarcarse en la aventura revolucionaria. Golpista le llamaríamos hoy en día.

Hasta cuándo vas a abusar de nuestra paciencia Catilina
I, 1; pág 43 ed com

Cicerón, Cónsul ese año, conoce la conspiración y lucha contra ella no con la espada sino con la palabra, su arma predilecta. Mediante su servicio de espionaje, que indudablemente debía ser poderoso, y a través de cuatro discursos en el senado y ante el pueblo reunido denuncia la conspiración, consigue la expulsión de la ciudad de los principales conspiradores y la detención de sus secuaces. Cicerón, que como dice el senado:

por haber liberado a la ciudad de los incendios, a los ciudadanos de la matanza y a Italia de la guerra.
III, 7; pág 113 ed com

es el héroe del día, y como él mismo no para de repetir, consigue el éxito como civil, usando las armas de la política, no las de la guerra. Esto le llena de orgullo, más aún por no venir de una familia con generaciones de próceres de Roma a sus espaldas. Al contrario, él es un hombre nuevo, el primero de su familia que sigue el Cursus Honorum hasta el final, lo que suscita el desprecio de muchos.

Obsesionado cono su propia trascendencia Cicerón se preocupa años después de los acontecimientos de publicar los discursos mediante los cuales conjura el peligro. Estos discursos son conocidos como las Catilinarias, y su traducción es este libro.

Durante siglos Cicerón ha sido puesto como el ejemplo máximo de elocuencia. Sus discursos, de los que muchos se conservan, han sido objeto de estudio, referencia y modelo. Estoy seguro de que más de un político o dictador de hoy en día lee a Cicerón para tomar ejemplo de su estilo.

Roma y lo que la rodea siempre me han cautivado, desde que de pequeño leí una biografía ilustrada de César, e inmediatamente después el Quo Vadis de Siekiewickz entero (si, no la película, sino el libro. Esta afición se fijó definitivamente tras ver en la fila uno de un cine en cinemascope Ben Hur. Siempre me ha parecido uno de los periodos que más huella ha dejado en la historia.

Leo tanto novela moderna ambientada en Roma - y aprovecho para recomendar la tremebunda serie de libros de Colleen McCullough que abarca el periodo de transición de la República al Imperio-, como clásicos latinos -y si te interesa yo empezaría por 'La guerra de las galias' de César. Este libro, sin duda, pertenece a esta segunda categoría.

¿Recomendable?
Si. Fácil de leer. Más interesante si conoces la historia que si es una novedad para ti, pero recomendable en cualquier caso.

No puedo evitar recomendar a quien no haya podido disfrutar de ella la serie 'Roma' de la HBO. En ella Cicerón tiene un personaje importante aunque no muy lucido. Independientemente de esto, la serie es de lo mejor que he visto en televisión jamás. La ambientación es perfecta, los personajes más que correctos, la trama realista y ajustada razonablemente a la realidad histórica. No te será difícil encontrarla por ahí, y si no te la compras, que está barata.

Una última cosa. Me puedes llamar pedante, pero me encantaría saber leer en latín, pero eso, creo,q ue lo dejaré para mi próxima reencarnación. :-P

--------------
Catilinarias, Marco Tulio Cicerón, Alianza editorial, 150 pág. 6,75 €