viernes, 28 de mayo de 2010

La caza del carnero salvaje, Haruki Murakami

¿Qué decir? Murakami me parece uno de los más grandes escritores vivos, y cada libro suyo que leo me reafirma en esta opinión. Estoy vendido. No leas ni una línea más de este comentario y vete corriendo a comprarlo.

Bueno, hagamos el trabajo. De nuevo Murakami construye una complejísima malla de personajes reales y fantásticos que entrecruzan sus caminos en un texto denso y enrevesado. Una absurda búsqueda encargada, no, ordenada a un personaje anodino y vulgar lo enfrenta a poderes que exceden las capacidades humanas. Un recorrido por el pasado de Japón y por áreas rurales y semisalvajes desconocidas para nosotros que nos arrastra a un caserón perdido entre las montañas, aislado varios meses al año por la nieve donde un carnero especial, la encarnación de un poder de la naturaleza, reposa a la espera de su oportunidad de manifestarse.

Sigo convencido de que Murakami no escribe novelas sino leyendas. Son leyendas modernas, en las que igual que en la edad media Sir Gawain emprende la búsqueda del Santo Grial, en los años setenta en japón, el protagonista debe encontrar una moderna 'piedra filosofal animal' que salvará la vida del 'jefe', un oscuro personaje que maneja los hilos de la política y las finanzas del japón de la posguerra.

Los personajes disparatados e increíbles dotados de habilidades sobrehumanas aparecen y desaparecen de la historia, como piezas de ajedrez en una partida que sólo Murakami podría imaginar. Impresionante.

Aprovecho para decir que AMO la manera como el autor trabaja los personajes, y cuando han cumplido su función... se deshace de ellos. Perfecto.

De verdad. No pierdas el tiempo. Compralo.

¿Recomendable? Sin duda. No es el mejor de Murakami, puesto que sigue ocupando en mi particular panteón 'Kafka en la orilla', pero es una maravilla.

------------------------
La caza del carnero salvaje, Haruki Murakami, Anagrama compactos, 329 pág. 9,50 €

La fábrica de avispas, Iain Bank

Hace tiempo había leído comentarios sobre éste, el primer libro de Iain Banks, un autor que como sabéis sigo con gran interés en su faceta de escritor de ciencia ficción. Para que quede claro, éste NO es un libro de ciencia ficción.

Todos los comentarios coincidían en que el libro era 'inquietante', 'perturbador', 'controvertido'.... Nada de esto me ha preparado para el libro, que es mucho más que esos adjetivos.

Un adolescente vive con su padre en un caserón aislado. El adolescente ha crecido sin contacto con otros niños y sin escolarizar, y un confuso incidente con un perro le ha dejado secuelas de por vida. En este microcosmos cerrado el joven ha creado un complejo sistema mágico y mitológico formado por calaveras de perro, cadáveres de animales y restos arrastrados a la orilla por las mareas. En este entorno el adolescente ha desarrollado un profundo desprecio por la vida de todo y de todos, y convertido en el pequeño rey de su propia creación hace y deshace a su antojo.

¿Y qué hace su padre? Nada. Torturado por un pasado que le persigue, el padre vive aún más abstraído del mundo, ocupado con ridículas investigaciones que nadie le publica. Para redondear el círculo un hermano del protagonista ha escapado de un hospital psiquátrico donde está ingresado y se dirige hacia su anterior hogar, donde se le espera con temor y ansiedad.

El protagonista nos va relatando su vida, incluyendo los más escabrosos y tenebrosos episodios de la misma, llenos de violencia y destrucción, y comparte con nosotros su turbulenta intimidad.

El ritmo del libro se incrementa mientras se acerca a un desenlace que se presume tan catártico como trágico.

Desde que leí hace muchos años 'alguien voló sobre el nido del cuco', o 'la naranja mecánica' (el libro) no me había sentido tan desasosegado por un libro. El escritor es muy bueno, mucho, y nos engancha con sus precisas descripciones y el ingenio de sus planteamientos. Es escalofriante el episodio en el que se describe uno de los totems del protagonista, la propia 'fábrica de avispas'

No te deja bien este libro, no. Se adentra profundamente en los cuartos más oscuros de la mente humana, y nada de lo que hay ahí es tranquilizador. El ingenio del autor es notable al plantear una tras otra situación desquiciada de un modo creíble. Vaya, si al final el protagonista te cae bien, como Alex, el protagonista de la naranja mecánica. Un terror de libro, vamos.

¿Recomendable? Si, pero tienes que tener las tripas en su sitio y ganas de pasar ratos... complicados.


-------
La fábrica de avispas, Iain Banks, La factoría de ideas, 19,95 €, leído en digital

domingo, 23 de mayo de 2010

Gente en Benirrás

Una de las playas esenciales de Ibiza. Una de las fiestas más tradicionales. Si hoy es Domingo, esto es la fiesta de los tambores en Benirrás.

_DSC7943_expo_DSC7963_expo

el rayo verde

juego con fuego

ilusión de fuego


_DSC8170_expo
Gente de todo tipo se reune en la playa para adorar al So al ritmo de los tambores que un grupo de espontáneos toca.

La gente se sienta en la playa, baila, fuma, bebe, se relaciona mirando al Sol y al monolito que caracteriza el panorama.

Cuando el Sol se pone todo el mundo aplaude, grita, silba, despidiendo el día. Pero no acaba ahí la fiesta. Malabaristas, tragafuegos y los sempiternos tambores continúan su espectáculo improvisado hasta que hace demasiado frío para estar en la playa. Sólo es mayo.

Una fiesta espontánea.

jueves, 20 de mayo de 2010

ha empezado una nueva era.

Científicos en EE UU anuncian la creación de la primera vida artificial

Supongo que somos incapaces de comprender las repercusiones de esto. Como especie, hemos cruzado una barrera que nos eleva a la categoría de... ¿dioses? ¿demiurgos?

Espero que sea para bien. ¿Cómo recordará la historia a Craig Venter? ¿Será el moderno Prometeo?


Actualizaciones a 21/05

http://www.cienciakanija.com/2010/05/20/crean-la-primera-celula-controlada-por-un-genoma-sintetico/

http://francisthemulenews.wordpress.com/2010/05/20/publicado-en-science-craig-venter-y-su-grupo-logran-crear-una-celula-bacteriana-a-partir-de-un-genoma-sintetizado-quimicamente/

miércoles, 19 de mayo de 2010

La trastienda de la diplomacia, Inocencio Arias, Eva Celada



Inocencio Arias ha sido una figura presente y notoria en la diplomacia española en los últimos veinte años. Desde distintos puestos como Secretairo de Estado, como Embajador  en la ONU y en otros destinos ha sido testigo privilegiado de numerosos eventos que han tenido una influencia notable en nuestro país y, en cierto sentido, en muchos otros.

Ahora, pasado el tiempo, comparte numerosas anécdotas de esos años que ha vivido o conoce de primera mano.

Inicialmente esperaba un libro de temas personales y más divertido como el genial 'Educación y descanso' del ínclito Fernando Swartz. En cambio el autor y su coautora aprovechan el libro para hacer un recorrido transversal por los diversos temas de la diplomacia española e internacional aprovechando como vehículo e hilo conductor encuentros, asambleas, cenas, etc que se dieron a lo largo del tiempo. Desde la visita de Eisenhower en los años cincuenta hasta los encuentros con Obama, pasando por la primera conferencia de Paz sobre el tema de Palestina que se celebró en Madrid o el archifamoso '¿por qué no te callas?' del rey a Chavez.

A veces los coautores aciertan de pleno en su planteamiento de los capítulos, como en el de la citada cumbre sobre oriente medio, y otras se limitan a divagar y a llenar páginas, como en el capítulos sobre la reina de Inglaterra. Me resulta un poco cargante la insistencia en relatar los menús de las cenas y comidas oficiales. La verdad, me da exactamente igual que Clinton comiera mousse de gambas o huevos con patatas en la cena en el Palacio Real.

En fin, es un libro entretenido y curioso. Tiene algunos capítulos interesantes -el de México, la Cumbre de Madrid, las reuniones Reagan-Gorbachov y otros-, y otros plomizos -La visita de la reina de Inglaterra o el viaje de los reyes a Grecia-, pero vamos, se deja leer bien.

¿Recomendable?
 Anécdotas, alguna información interesante, ... diremos que sí, pero con reservas. Quizá esperaba algo diferente.

QUIZ: ¿Por qué motivo deportivo es conocido Inocencio Arias, alias Chencho Árias?

---------------------

La trastienda de la diplomacia, Inocencio Arias, Eva Celada, ed. Plaza y Janés, 431 pág, 19,90  €

domingo, 16 de mayo de 2010

las edades de la vida

_DSC7637_expo Una incómoda realidad que nos acompaña es que envejecemos. Esto no es un problema durante un largo periodo de nuestra vida, uno es joven y dos años son el futuro, diez el futuro lejano y veinte es una cantidad de tiempo inimaginable.

Sin darnos cuenta los días se suceden, las estaciones  pasan, los años corren. Nosotros hemos vivido además un cambio sustancial: el cambio de milenio.

De repente uno se da cuenta de que en algún momento indeterminado que nunca sabemos cuál es, la estadística dice que hemos llegado a la mitad de  nuestra vida. Ese día puede ser hoy más menos cinco años. Hemos vivido más días que los que nos quedan.

A partir de este momento las cosas empiezan a ir cuesta abajo, comienzan a aparecer problemas con nuestro cuerpo, ese vehículo que nos transporta a lo largo del tiempo, y si tenemos mala suerte, la cabeza tampoco es la que era.

La consciencia de nuestra mortalidad creo que nos hace mejores y que al final veamos que la verdadera inmortalidad está en nuestras manos. Algunos ya saben cuál creo que es.

Un recorrido por la vida en un macizo de flores.
_DSC7630_expo
el final del camino

jueves, 13 de mayo de 2010

en un metro cuadrado

P1020428_expo

¿Qué hay en un metro cuadrado de suelo de bosque? Latas abolladas,hierbajos, piedras, un pañuelo de papel arrugado.... poca cosa más. Pero, ¿qué pasa si miramos más de cerca? Esto es lo que nos permite la macrofotografía, la hagamos como la hagamos: con un objetivo macro de 2.000,00€, con lentes de aproximación, con tubos, con un fuelle. La naturaleza nos revela una de sus caras que normalmente no vemos. Pasamos a tener la visión de un saltamontes, o de un escarabajo, y esto es lo que vemos.

_DSC5749_expo _DSC5741_expo
_DSC5732_expo

Todas estas fotos las he tomado en el espacio que aparece en la fotografía de cabecera, que parece vacío y desolado. Todas estas flores abiertas y cerradas, amarillas, azules, rosas, naranjas... todas ellas están en la foto de arriba, tomada a vista de persona, pero que si nos acercamos un poco... se convierten en tesoros naturales. Incluiso el parche de liquen, ampliado, revela una textura maravillosa.

Para tomarlas me senté con las piernas cruzadas y me dediqué a inclinarme a derecha e izquierda, buscando, moviendo ligeramente tallos, brotes y hojas, y revelando las flores que se ocultan detras o debajo.

_DSC5748_expo
_DSC5707_expo

_DSC5744_expo

Fotos que me gustan de mi galería.

Tengo en flickr una galería en la que voy colocando las fotos que más me van gustando a lo largo de entre las que voy subiendo. Como es una galería que va cambiando con el tiempo, he pensado ir haciéndole una 'foto' de vez en cuando. Hay fotos que llevan ahí mucho mucho mucho tiempo, y otras que prácticamente acabo de subir.

Espero que alguna te guste.



1. miro el mar y crezco hacia él, aunque sé que nunca lo podré alcanzar, 2. pasos sobre el pasado, 3. edges, 4. dos mil años después, 5. podría ser un baobab en el asteroide del principito, 6. ibiza interior, 7. estallido de color, 8. brotes, primavera, 9. el corazón del bosque, 10. un fotógrafo al atardecer, 11. pasos, 12. adoradora de la luna (redux)

miércoles, 12 de mayo de 2010

El lápiz del carpintero, Manuel Rivas

Cuando coge uno una historia de amor lo hace con un cierto reparo. No es mi género predilecto ni de buen trozo. En este caso hubiera sido un terrible error no leerla. Es un libro maravilloso, triste y alegre a la vez, y con una historia detrás que no sé si se basa en algún hecho real, pero que en cualquier caso te atormenta a la vez que te hace creer en la belleza que está dentro de las personas, algo que no está de más que le recuerden a un de vez en cuando.

Época de paseos en la guerra civil. Uno de los carceleros ejecuta a un pintor y de algún modo su recuerdo le persigue. Otro de los prisioneros que espera su momento, un médico republicano, sobrevive en las atroces condiciones de las cárceles de la guerra. El carcelero, acosado por la memoria del pintor, le ayuda a sobrevivir y le acompaña como una sombra en su periplo de penal en penal, de tormento en tormento. El carcelero descubre la historia de amor que el médico tiene con una bella mujer, hija de un cacique local. Ella es algo que el sabe que nunca estará a su alcance, y de algún modo esto, el amor a prueba de guerras, de familias, de fusilamientos y de penurias que los otros dos se profesan es lo que ayuda al carcelero a ser persona, a recuperar su integridad y a adquirir conciencia de la brutalidad de su mundo.

El médico está al mismo borde de la muerte en repetidas ocasiones, y recorre la España derrotada en su cuerda de presos, manteniendo sin embargo su dignidad intacta. Y su amor. Verdugo y víctima se miran con odio a veces, con respeto otras, con desconfianza y con miedo. El médico sabe que su vida está siempre en las manos del carcelero. Éste sabe que nunca podrá ser lo que su preso es.

Aunque no desvelaría nada que el propio libro no cuente en las primeras veinte páginas, prefiero no desvelar más aspectos de la trama.

Si no me suelen gustar los libros de amor, tampoco disfruto con los libros sobre la guerra civil. Recuerdo los ataques de mala uva que me entraban al leer un libro tan bueno como 'La guerra civil española' de Paul Preston. Lo siento. me pone de mala leche. No puedo evitarlo.

Así es curioso que este libro que abunda en los mayores terrores de la guerra: la represión, la venganza o la arbitrariedad, y en el que en cada página está la peor cara del ser humano, me haya parecido sin embargo un libro alegre, un libro lleno de esperanza, un libro que me reafirma en mi filantropía congénita.

¿Recomendable?
Sin duda alguna. Belleza y luz encima del episodio más sombrío de nuestra historia reciente.

PD: acabo de descubrir que hicieron una película basada en el libro. Anda que me entero de las cosas. La buscaré.

---------------
El lápiz del carpintero, Manuel Rivas, Punto de lectura, 208 pág., 7,95 €

lunes, 10 de mayo de 2010

Zapatos en un día de playa

_DSC6064_expo _DSC6069_expo
_DSC6065_expo _DSC6066_expo
_DSC6067_expo _DSC6063_expo
_DSC6070_expo

domingo, 9 de mayo de 2010

Florencia y el David de Miguel Ángel. Una historia de amor.


David de Miguel Angel De entre todas las maravillas que se pueden encontrar en Florencia, si le pregutáramos a los florentinos cuál es su favorito, sin duda elegirían al David de Miguel Ángel. Esculpido a principios del siglo XVI por un joven Miguel Ángel con un bloque de mármol que se encontraba en las obras del Duomo, fue adoptado como símbolo de la ciudad. David, que es capaz de vencer al campeón enemigo usando no su fuerza sino su astucia. Por algún motivo la expresión 'diplomacia florentina' se sigue utilizando en la actualidad.

La obra se instaló al lado de la puerta de entrada del 'Palazzo vechio', sede del gobierno, en la Piazza della Signoría. En este lugar de privilegio la obra se ganó rápidamente el corazón de los ciudadanos. Algún autor escribió aquello de 'después de ver el David no hace falta  mirar ninguna otra estatua, pues nada más bello puede esculpirse'

En el siglo XIX se retiró de su emplazamiento, para evitar que se deteriorara con la exposición a los elementos, y se instaló en su ubicación actual, la 'Galería de la Academia', que se convirtió en un museo construido alrededor de, por y para la mayor gloria de la obra de arte.

Años después se colocó una reproducción en mármol en la ubicación original, que es la que  todos podemos admirar en la  piazza.
Lo cierto es que la ubicación original no permite a la estatua causar el impacto que tiene en la galería. Pese a sus dimensiones, la monumentalidad de la plaza y el edificio junto al que está emplazada la empequeñecen.

David de Miguel Angel David de Miguel Angel

David de Miguel Angel Pero no acaba aquí la relación de amor entre la ciudad y la estatua.

En el Piazzale Michelangelo, cerca de  la iglesia de San Miniato, se colocó otra copia, en este caso en bronce, que me pareció muy interesante.

El lugar es para mi mejor que la Piazza della Signoria, y le permite tener el impacto y protagonismo que merece.

David de Miguel Angel

Miguel Ángel disfrutó del mecenazgo de la familia Médicis, pero Florencia ha recuperado a lo largo del tiempo más de lo que le dio.

domingo, 2 de mayo de 2010

La hija del capitán, Alexander Pushkin

Un clásico ruso para cambiar de tercio. Un joven ruso, hijo de un militar de grado medio retirado con una situación económica desahogada es enviado por su padre a hacerse hombre en el ejército.

Lejos de la ilusión del joven de servir en un regimiento de la guardia en Petrogrado, su padre lo manda junto con un antiguo compañero de armas en Oremburgo, una localidad perdida en la estepa. Las cosas que pueden empeorar empeoran, y el general le envía a una fortaleza aún más remota, un puesto de avanzada en tierras kirguises recién incorporadas al Imperio de Catalina la Grande.

De fortaleza el puesto tiene sólo el nombre. Una reducida guarnición de veinte o treinta soldados medio inválidos, dos oficiales y un capitán anciano que está más cerca del retiro que del servicio. No hay nada que se pueda hacer allí, salvo tratar de instruir infructuosamente a los soldados, vagar  y ... enamorarse de la hija del capitán.

El protagonista participa de un modo muy particular en la revolucion de Pugachev, un cosaco autoproclamado Zar que ocasionó grandes problemas en la segunda mitad del Siglo XVIII.

El libro nos presenta la vida en las provincias del Imperio Ruso más o menos en el tiempo en el que la revolución se gestaba en Francia. Una sociedad de nobles, terratenientes y siervos semiesclavos, en el que Rusia expandía sus fronteras hacia el Sur -hasta chocar con el Imperio Otomano- y el Este en las interminables estepas siberianas. Interesante desde el punto de vista étnico-histórico. No es una novela moderna.

Puskin es un antecesor de los grande escritores rusos, Tolstoi, Dostoievsky. En sus páginas leo el tradicional pesimismo que asociamos a los escritores rusos. La sensación de que hagamos lo que hagamos nuestro destino no está en nuestras manos, por lo tanto no vale la pena esforzarse por nada.

¿Recomendable?
Si, un clásico al año no hace daño. Bueno, mejor más de uno.

------
La hija del capitán, Alexander Pushkin, ed. Salvat. 142 pág. comprado en un mercadillo de San Jordi por 1 €

Contact with chaos, Michael Z. Williamson

Ciencia ficción. Una particular visión de un primer contacto. Una nave de exploración de una compañía minera encuentra indicios de vida inteligente en un planeta muy peculiar, en el que su corteza no tiene más que trazas de metal.

El Freehold of Graine, el famoso planeta independiente salido de la imaginación calenturienta del autor, manda un embajador en una nave con un equipo de exploración montado en un instante. Las pérfidas Naciones Unidas mandan también una misión para que el Freehold no se haga con una posición de privilegio.

Los aborígenes son algo más atrasados que los humanos, impedidos en su desarrollo por la carencia de metales tienen sin embargo una civilización socialmente muy desarrollada. No son indígenas a los que se pueda comprar con cunetas de cristal. Varias compañías luchan por llevarse la parte del león de los intercambios comerciales con los nativos, que juegan sus propias cartas con más inteligencia de la que nadie espera.

En realidad la historia alrededor de este primer contacto no es lo más importante del libro. El autor continua la presentación de su utopía libertaria, por llamarla del algún modo, que se da en el Freehold -¿podríamos llamarlo enclave?- salida del sueño del republicano más radical. No estado salvo el mínimo imprescindible, absoluta libertad individual, limitada en sus derechos tan sólo por los derechos de los demás, ágiles tribunales para resolver cualquier disputa y seguros para cubrir la responsabilidad individual. La utopía de Ronald Reagan en el espacio.

Este es el tercer libro de la serie, que empezó con un interesante 'Freehold', y un extraño e inquietante 'The weapon'. Si el primero y el segundo se dejan leer en la mejor tradición de 'Tropas del espacio', este se cae un poco. Bueno, más bien bastante.

¿Recomendable?
No mucho. Ni siquiera si eres un loco de la ciencia ficción. Hay primeros contacto mucho mejores. ¿Recuerdas Contacto de Sagan? ¿Recuerdas 'La paja en el ojo de Dios' de Niven y Pournelle? ¿Recuerdas 'Misión de gravedad'?

-----------------
Contact with chaos, Michael Z. Williamson, ed. Baen Books, 336 pág., 16,32$ leído en inglés en digital.