sábado, 19 de junio de 2010

Antonio y Cleopatra, Collen McCullough

Antonio y Cleopatra, Collen McCullough

La última novela de la serie de la autora sobre Roma. El primer hombre de Roma, La corona de hierba, Favoritos de la fortuna, Las mujeres de César, César, El caballo del César y Antonio y Cleopatra. Una serie de siete volúmenes en la que la autora recorre la transformación de Roma de República en Imperio. Comienza con la ascensión de Mario, que consigue rechazar la invasión gala que ha destruido varios ejércitos romanos. Sigue con la dictadura de Sila, continúa con la ascensión de César, su duelo de titanes con Pompeyo, la muerte de César en la escalinata del senado y la guerra civil que sigue a la misma, que deja el mundo en manos del joven Octavio, sobrino y heredero de César y de Marco Antonio, primo de éste y un dotado general.

Este último libro se concentra en la rivalidad entre ambos extendida a lo largo de diez años de fintas, juego político, encuentros y desencuentros. De una parte el frío y racional Octavio, una persona con un propósito en la vida, que ve cómo la República ha desangrado a Roma en una serie interminable de guerras civiles, y que es el momento de transformar este sistema político en otro diferente, basado en el poder absoluto concentrado en una persona, y desplegado a través de los mismos instrumentos de la República, el consulado y el senado. De la otra parte Marco Antonio, epicúreo, una fuerza de la naturaleza, un gran general de batallas pero no de guerras, que ha vivido a la sombra de grandes hombres que le impiden ocupar el lugar que siempre ha creído que es el suyo: ser el 'primer hombre de Roma'.

Y Cleopatra, mitificada por el cine, llamada por Octavio 'Reina de las Bestias' por su adoración a dioses zoomorfos como Apis u Horus. Cleopatra, que dedica toda su energía vital a construir un futuro para su hijo, Cesarión, que ha tenido con Julio César. Manipuladora, intrigante, despiadada y, para su propio pesar, enamorada de Antonio.

La extensión del libro permite a la autora dar voz a numerosos personajes secundarios, como Cesarión, Livia la esposa de Octavio, tan importante como él en la transformación de República a Imperio, o Agripa, la mano derecha de Octavio y su mejor general.

Aunque esté centrado en las figuras de Marco Antonio y Cleopatra, quizá por su peso en el imaginario colectivo, el protagonista real del libro es Octavio, que lidera la transformación de Roma. El cambio que hará que la ciudad estado se transforme en un Imperio que perviva quinientos años más en base a una estructura de poder que se asienta en estos años. Cronológicamente está situado unas décadas antes del nacimiento de  Cristo - el rey Herodes de Judea es uno de los personajes del libro -, y cubre los diez años que median entre el segundo triunvirato (Octavio, Marco Antonio y Lépido) y la apoteosis de Octavio con César Augusto. En este tiempo Roma debe luchar contra el hambre, la ruina y la sangría de hombres que han supuesto las guerras civiles que se suceden entre el ascenso de Mario y la derrota de los asesinos de César en la batalla de Farsalia.

Octavio es el líder de este cambio, y sin duda es un hombre con un propósito. Comprende que la República es frágil internamente, y que la sucesión de parejas de cónsules  que ejercen el poder durante un año y luego se marchan a administrar provincias remotas no permite el desarrollo social, y facilita el camino a arribistas que intentan acaparar y ejercer el poder de un modo despótico. Octavio ve que se necesita un liderazgo personal más fuerte para poder enfrentarse a los desafíos de una ciudad que nació como eso, pero que ahora es el poder indiscutido alrededor del Mediterráneo y más allá. Ese liderazgo personal debe ser diferente al de un Rey, figura denostada por los romanos por su propia tradición centenaria.

Resulta interesante ver la visión alternativa de la autora sobre todo lo que rodea  la derrota de Antonio y Cleopatra, la muerte ambos y la de Cesarión. En todo ese episodio yo veo algunos flecos que, en cualquier caso, forman parte de lo que la historia no registra ni puede registrar y cada cual puede recrearlos a su gusto.

Me ha resultado muy atractiva la descripción del choque cultural que se produce entre Cleopatra y los romanos. Ella no entiende muchas cosas, lo que la lleva a cometer numerosos errores y tomar decisiones que se vuelven contra ella. Proviene de una cultura con valores distintos en lo personal, en lo social, en lo político y en lo militar, y nunca encaja en el mundo romanizado. Jamás entiende que ella nunca impartirá justicia en Roma, pese a que Antonio derrotara a  Octavio y se convirtiera en el señor de Roma. Un ejemplo: en una batalla menor Cleopatra quiere recompensar a los legionarios de Antonio que ha destacado por su valor, y les regala joyas y oro. Ellos lo rechazan y lo tiran al suelo despreciándola. Lo que quieren es su corona de hojas de roble, el premio romano al valor.

Tengo que mencionar la traducción del libro. Un horror. HO-RROR con todas las letras. La primera mitad es terrorífica, aunque luego mejora. Supongo que el traductor usó un programa de traducción automática y luego lo corrigió, y lo que es seguro es que el traductor no había leído ni una sola página del resto de volúmenes de la serie, y si lo hizo lo olvidó. ¿Cómo se puede hablar de 'Murallas Servian' cuando son las 'Murallas Servias' o 'Servianas' en todo caso? o cruzar el 'río Meander', que todo el mundo sabe que es el 'río Meandro'. En ambos casos se ha dejado el  nombre 'Serbian' o 'Meander' se ha dejado en inglés, y no tengo nada contra el inglés, la verdad, pero este libro lo estaba leyendo en castellano. No cuento más, pero un pecado. Pecado mortal.

Por su edad, dudo que la autora continúe con la serie, lo que por desgracia nos privará de horas de entretenimiento. Entiendo de todos modos que la historia decae desde la destrucción del único rival de Octavio por el poder, un poder que ejerce de modo omnímodo durante lo siguientes cincuenta años.

¿Recomendable?
Si.

También recomendable es la serie  de televisión ROMA, que se desarrolla unos años antes de este libro y que se concentra en la ascensión y caída de César y en los años que siguen a su muerte. En ella aparece el personaje de Octavio, desde que es niño hasta que finalmente son derrotados los conjurados Pompeyo, Bruto, Casio y Cicerón principalmente.

-----------
Antonio y Cleopatra, Collen McCullough, ed. Planeta, 750  pág. 10,95 €

martes, 15 de junio de 2010

Yoko Ogawa, Perfume de hielo

Ryoko llora sobre el cuerpo de su pareja, Hiroyuki, que se acaba de suicidar sin una despedida, una nota, nada. Un hombre tranquilo y dotado de una nariz privilegiada que trabaja de perfumista, una buena persona que no tiene problemas, que no tiene enemigos, y que sin embargo abandona el mundo por su propia mano.

Un hermano de Hiroyuki al que ella no conoce personalmente viene de su ciudad natal para ayudar a la protagonista, y empiezan las sorpresas. Resulta que Hiroyuki era un dotado patinador sobre hielo, y ella no sabía nada. Hiroyuki escapaba a una lejana pista de patinaje donde actuaba ante el público. Y ella no sabía nada.

Pero hay más. Hiroyuki tenía una mente matemática prodigiosa que le había hecho ganar incontables concursos de matemáticas en su infancia y adolescencia que le anticipaba una brillante carrera en el mundo universitario. Y ella tampoco sabía nada.

Desconcertada por los asombrosos descubrimientos sobre su pareja que aparentemente ocultaba más de lo que mostraba, Ryoko decide descubrir qué más ocultaba su amado y visita su ciudad natal, donde conoce a su familia. Su experiencia en la casa museo de Hiroyuki, consagrada por su madre a conservar su memoria, y donde se reúnen, cuidan y miman los centenares de trofeos que conquistó, la impulsan también a visitar Praga, el lugar en el que algo ocurrió en un concurso matemático internacional que el adolescente Hiroyuki abandonó.

El libro relata el viaje personal de la protagonista hasta el pasado de su desconocida pareja, el viaje de descubrimiento que emprende intentando entender el motivo del suicidio de Hiroyuki, pero también el motivo por el cual silenció todo su pasado.

La relación que establece con la madre del difunto, con su hermano y con otras personas que formaron parte de su pasado se convierten en hilos que le permiten ir comprendiendo poco a poco  la compleja personalidad de Hiroyuki. En Praga Ryoko, siguiendo la pista de las últimas notas que dejó Hiroyuki en su cuaderno de trabajo, va descubriendo pistas que le acaban abriendo la puerta de un pasado triste y sorprendente.

Todos guardamos misterios que no deseamos que se conozcan y todos tenemos fantasmas en nuestro armario. En este libro la protagonista se enfrenta al agujero negro que es el pasado de su pareja, que es la persona con la que uno comparte más cosas, y a la que a veces menos conoce.

El libro contiene algunos aspectos que me recuerdan mucho a los mundos mágicos de Murakami, sin llegar a su perfección mítica. A la narración que se desarrolla en el mundo real se superpone en momentos clave un plano de irrealidad que transporta a la protagonista al mundo de los recuerdos a través de una bella metáfora que no voy a desvelar. Tanto allí como aquí ella va componiendo el puzle del pasado.

Este es el segundo libro que leo de la escritora. El primero fue la 'fórmula preferida del profesor', que leí antes de comenzar a escribir mis reseñas, y que tengo que decir que me gustó más que este. de este me gusta la narración, y cómo la protagonista se enfrenta al pasado con tozudez, intentando descubrir la causa de todo. Me gusta el final, inteligente. Si embargo no me acaba de gustar la inclusión de esa metarealidad que no es tampoco fantasía y que creo que no acaba de encajar en la narración sin rechinar un poco. Creo que la autora se sube al carro de Murakami pero ni tiene la capacidad fusionar mundos míticos con mundos reales de éste, ni consigue el poético encaje entre fuerzas del mundo, arquetipos, poderes telúricos y personas normales y corrientes que permea cada página de la literatura de Murakami.

Tampoco creo que a Ogawa esto le haga falta, puesto que la narración por sí misma se sostenía bien.

¿Recomendable?
Si, pero sin elevadas expectativas. Yo leería antes el otro libro que he mencionado antes.

PS. No puedo terminar este comentario sin FELICITAR a la editorial por la maravillosa edición del libro. Hace tiempo no me encontraba tan cómodo leyendo un libro. El papel perfecto, el tacto de la portada y las páginas perfecto, incluso el olor... ¡Qué gusto!

-------------------------
Yoko Ogawa, Perfume de hielo, ed. funambulista, 305 pág. 16,00 €

viernes, 11 de junio de 2010

Mis queridos flickeros

Mis queridos flickeros

Mis queridos flickeros

Muchas gracias a todos por aguantar los rollos que os he ido contando en los 'pies de foto' que suelo poner. La verdad es que no entiendo cómo Flickr no hace algo para evitar abusos como los míos.

Con el último cuento me he pasado. He puesto a prueba vuestra paciencia. Más de uno me lo ha dicho en público o en privado. Gracias por la sinceridad.

A partir de ahora me portaré bien, limitaré los 'pies de foto' a algo manejable, y cuando me apetezca contar más cosas lo haré enlazando un post de mi blog, que es un medio más apropiado. Flickr es un foro de fotografía, y yo lo estoy usando mal.

Gracias de verdad por vuestra paciencia. No tenéis ni idea de lo que disfruto con toda esta pandilla de pirados y piradas de los botoncitos y los cristalitos.

:)

miércoles, 9 de junio de 2010

72 explores

Una chorrada de Flickr es el tema de los explores. Un algoritmo selecciona cada día 500 fotos de entre los varios millones que se suben en base a sus visitas, comentarios recibidos, etc, etc, etc. Estas fotografías se incluyen en el 'explore'.

Hay gente que se emociona cada vez que una de sus fotos entra en el explore, hay gente a la que le da exactamente igual, de hecho, casi le molesta que sus fotos entren. Yo estoy en un término medio. Me hace gracia, pero también me parece que el explore condiciona en cierto sentido nuestro comportamiento en Flickr, puesto que hay determinado tipo de fotos que tienen más ... '¿explorabilidad?'

Bueno. La cosa es que yo he llegado a 72, y ¿qué tiene 72 de especial? Pues que a partir de este número la aplicación que genera el cartel de explores pagina y no salen todos juntos. Por esto he decidido 'sacar' el cartelito de 72 y a otra cosa, mariposa.

Estos son mis 72 explores. hay fotos buenas, fotos malas y muchas fotos que ni fu ni fa, pero vamos, para que te toque la lotería sólo tienes que jugar, ¿no? Pues con el explore algo parecido.

¿Sabes lo único de lo que de verdad me siento orgulloso de esta colección? Pues que no es de un único estilo. Hay paisajes, hay macros, hay foto urbana, hay experimentos... en fin, que hay una diversidad de estilos fotográficos. Eso debe ser para empezar porque yo como fotógrafo no tengo estilo propio, lo cual es cierto, pero claro, quien me conoce sabe que me aburro de las cosas rápido, y que tengo que ir cambiando, y cambiando, y cambiando... es mi sino.

De HIPERFAV


1. cumulonimbos al atardecer, 2. un venerable ancianito, 3. amanecer a sotavento, 4. Amanecer en el pais de Barbie, 5. las estrellas me iluminan, me sirven de guía, 6. 091003.Flickeros de Ibiza, 7. no es lo mismo sin ti, 8. en el palco del teatro del mundo,

9. a la luna de valencia, 10. la roca y la luna, 11. un fotógrafo al atardecer, 12. llueven estrellas sobre el monolito, 13. una pareja feliz, 14. torre y estrellas, 15. la luz de la noche, 16. adoradora de la luna,

17. pies mojados, 18. un lugar en la noche, 19. gloomy day, 20. vida en diagonal, 21. juego con fuego, 22. el título que tengo para tí no me gusta, así que pon tu propio título, 23. la iglesia de la isla del lago de Bled, 24. observo salir el sol,

25. BN salvador, 26. esperando a la primavera, 27. la primavera se acerca, 28. verde y naranja, 29. la becaria de caronte, 30. una cámara con las gafas de josé feliciano, 31. ¡No soy un macro, soy una seta!, 32. roca blanca, roca negra,

33. podría ser un baobab en el asteroide del principito, 34. una cala solitaria bajo la luz de la luna llena, 35. vuelve a puerto, vuelve, 36. en el país de los sueños tristes (2), 37. materia y energía, 38. el corazón del bosque, 39. en un pais multicolor, 40. venus, saturno, mercurio,

41. Mira que me gustan las fotos con Sol, 42. Mar de plomo fundido, 43. un peñón, 44. primeras luces sobre es vedrá, 45. un lugar para trabajar, 46. escalera a ninguna parte II, 47. pasos sobre el pasado, 48. un punto en el cielo,

49. una flor mientras ibiza celebra el medieval, 50. Polen, 51. Yo he visto cosas que vosotros no creeríais…, atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto a Muchilu comer churros en el Atlanta. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como l, 52. el verano, el pasado, 53. el castillo de bled, 54. el camino para llegar a la luna, 55. edges, 56. pioneros,

57. peludo, pero simpático, 58. palau de la música, 59. soñando sueños de niño, 60. buenos días, 61. pasos que te llevan hacia lo desconocido, 62. no puede ser, de verdad, 63. el día de la lluvia de polen, 64. ¿profundidad de campo?,

65. el mar rojo II, 66. ritmo en el cielo, 67. al otro lado de la bahía, 68. ventana a otro mundo, 69. en el lago, 70. ¿y tú qué miras?, 71. el esplendor, 72. huelo el salitre, oigo las olas

sábado, 5 de junio de 2010

Carta a la olivera morruda

Querida Olivera Morruda.

Has visto pasar tantas cosas por debajo de tus ramas que otro pesado que te haga un par de fotos no te va a molestar, seguro.

Cuando yo me muera seguramente tú seguirás dando frutos. Todo mi tiempo no será más que una anécdota para tí. Me gustaría ver con tus ojos por un momento y poder comparar cómo es el mundo ahora y como fue. Tú tienes más capacidad para juzgar si estamos mejor que cuando tú eras joven o no. Yo creo que sí, pero soy un ser efímero en comparación contigo, y mi juicio puede estar nublado por el chauvinismo temporal, cosa de la que tú obviamente careces.

Los niños que viste jugar bajo tus ramas son mis antepasados y no han dejado más huella que su herencia genética. Los ejércitos que desfilaron a tu vera en incontables tragedias humanas han quedado reducidos a notas a pie de página en los libros de historia. Nadie recuerda ya las tormentas que te hirieron con su rayo, ni los vendavales que arrancaron tus ramas. Y tú sigues ahí, testigo mudo del paso del tiempo y guardian de unos recuerdos que nunca nadie podrá compartir.

Bajo tus ramas fantaseé con morder una de las olivas que crecían en ti y así compartir tu memoria. ¡Vana ilusión! Nos separan más cosas de las que nos unen. Vivimos en mundos que van a coincidir durante sesenta, setenta u ochenta años pero nuestra cercanía nunca será intersección. Tú vives en tu mundo de silencio y observación y yo en el mío de ruido y acción. Los humanos debemos parecer seres pintorescos a tus ojos, mosquitos revoloteando a tu alrededor a un paso acelerado ajeno a tu quietud. Siempre corriendo, siempre apresurados, bendecidos y maldecidos a la vez por nuestra cercana mortalidad.

¡Y a tí qué más te da! Tienes a tus amapolas, a los olivos jóvenes que te escoltan, a la avena loca que crece a tu alrededor. Hablas con las nubes que vienen y van, te lavas con la lluvia y te calientas con el Sol.

Sigue así, olivera, indiferente al paso del tiempo. Guarda para ti todo aquello que fue y ya no es y no, no se lo cuentes a nadie. Es tu tesoro de nevadas, de sequías, de estaciones y de culturas y de reinos que has visto pasar.... y desaparecer.

Tu humilde observador te saluda y se despide. Espera. Te haré una foto más. Sonrie, olivera morruda.


------
Este post sigue a éste que escribí ayer, y que me ha apetecido completar esta mañana. Buen sábado.

viernes, 4 de junio de 2010

La olivera morruda. Un árbol de 1500 años.

La olivera morruda es un monumento vivo que he tenido la suerte de conocer. El nombre de la olivera, procede del varietal de oliva, la 'oliva morruda', característica de la zona.

la olivera morruda: un árbol con 1500 años de vida

El olivo está ubicado en Segorbe -la antigua Segóbriga romana- en la provincia de Castellón, en las estribaciones de la sierra Calderona, junto a la carretera que lleva a una gran masía convertida en agroturismo.

El árbol es enorme. Unos dos metros de tronco, y unas ramas que se extienden a su alrededor en un círculo de unos doce metros de diámetro. Algunos olivos he visto en mi vida -nací en Jaén-, y este me ha impresionado.
_DSC8871_expo
_DSC8880_expo

_DSC8889_expoHace unos años una asociación local, consciente de su importancia, comenzó a actuar, liberando a su corteza de numerosas infestaciones de parásitos, tapando los agujeros de su tronco evitando así el deterioro interno y colocando refuerzos metálicos para impedir que el peso de las ramas las rompiera. Asimismo y en una bella actuación, plantaron una decena de olivos jóvenes a su alrededor, de modo que protegieran protegieran a la morruda del viento.
Lo impresionante del olivo de todos modos no es su porte, sino su antigüedad. Se le estiman mil quinientos años de vida. ¡Mil quinientos años! Cuando nació se estaba fundando el reino visigodo en España. Asistió como testigo, con unos respectables doscientos años a la conquista musulmana de la península. Seguramente cerca de él pasó el Cid en su conquista del reino de Valencia hacia el año 1080. Y tantas tantas otras cosas, tantas otras cosas a lo largo del tiempo.
Siempre tengo un sensación de pequeñez y de sobrecogimiento cuando me encuentro en sitios que de algún modo me ponen en contacto con el pasado. La vez anterior que me pasó esto fue sentado en las gradas del teatro romano de Fiésole, junto a Florencia, hace menos de un mes, y otra vez me ha pasado aquí.

De pié junto al tronco retorcido, tocando la corteza arrugada, noté que estaba en un sitio especial, pensé que ese mismo trozo de corteza lo habían tocado cientos de personas de distintas generaciones antes que yo. Personas de distintas culturas, religiones y formas de vida, cada uno con sus pequeñas glorias y miserias, con sus ambiciones y sus ansiedades.

Dicen que la gente siente algo especial cuando se abraza al tronco de un árbol longevo. ¿Sabes lo que hice yo? Cerré los ojos, pegué el oído a la corteza e intenté escuchar voces del pasado, lenguas extrañas o arcaicas. Lo que oí sigue en mi cabeza. No fue nada más que ilusión por supuesto, pero te digo que fue una bella ilusión.
_DSC8890_expo


_DSC8893_expo
Las ramas y la corteza presentan texturas maravillosas: lineas rectas paralelas, círculos que rodean los tocones de ramas caídas, espirales. Con un poquito de imaginación conté más de diez formas de animales, caras, vehículos, cualquier cosa que uno pudiera imaginar. No me extrañaría haber encontrado la cara de un Elvis petrificado en su interior, o la de un santo, o cualquier cosa que uno deseara imaginar.
_DSC8902_expo

_DSC8913_expoPero la olivera sobre todo está viva. Sus ramas están cuajadas de hojas y en ellas comienzan a nacer los frutos que con un poco de tiempo y trabajo se convertirán en aceite de mesa.

En un día en el que hicimos una excursión maravillosa, este fue para mi el momento culminante.

Mil quinientos años de historia viva a mi lado. Todavía estoy impresionado.

Sólo puedo darle las gracias a Ricardo, mi cuñado, por hacerme madrugar un Domingo y llevarme de paseo por esos sitios que él conoce y que, estando a menos de una hora en coche de Valencia donde he vivido durante catorce años, no conozco.


PS: Cuando subí la foto de cabecera a flickr se me ocurrió escribirle una carta a la olivera. La carta es esta:

http://www.soybuscador.com/2010/06/carta-la-olivera-morruda.html