sábado, 24 de julio de 2010

Inmunidad diplomática, Lois McMaster Bujold

Novela negra del espacio exterior. El último episodio de la saga de Miles Vorkosigan, el simpático,  curioso y superdotado heredero de un importante clan familiar de Barrayar.

Como ya sabes me gustan mucho las novelas de ciencia ficción. Esta entra en la categoría de 'Space Opera', osea, aventuras sin más. En este caso está en la línea de las novelas de intriga de Asimov, como Bóvedas de acero, en las que el autor escribe una historia de intriga y misterio, una novela negra en cualquier caso, y la localiza en el futuro, en su particular visión universo imaginario.

La autora es una superdotada creadora de tramas, que localiza siempre en su universo poblado por humanos en distintas 'civilizaciones' galácticas. Barrayar es el centro de su universo inventado. Un imperio secundario que no hace mucho tiempo luchaba contra el invasor 'cetagandano' y que ha conseguido sacar la cabeza y asentarse en plano de igualdad entre los demás. Barrayar es un imperio anticuado, dirigido por una aristocracia militarista al modo de la Europa feudal. Miles, el protagonista, es consciente de que su cultura está atrasada, que es pueblerina, y que necesita progresar para poder tratar en planod e igualdad con los demás. Pero aún así él ama su mundo, a su gente y da todo lo que tiene para acompañarlo en su camino de progreso.

Vamos al libro. Un oficial de seguridad desaparecido en una flota mercante. Un incidente en un puerto de paso. Un alférez que decide desertar en la flota de Barrayar y determinadas tensiones que se producen en uno de los planetas fronterizos del Imperio Cetagandano. Todo esto hace que el Emperador Gregor decida que Miles debe interrumpir su viaje de novios para intentar solucionar la situación.

A partir de aquí se desarrolla la trama en la que aparecen bailarinas cuadrúmanas, funcionarios impertinentes, almirantes anclados en el pasado y personajes equívocos. Una guerra parece estar a punto de estallar, y sólo Miles parece tener la clave para impedirlo. Vamos, una intriga en toda regla.

¿Recomendable? A mi me ha gustado. Debo haber leído diez libros de esta escritora, y todos me han parecido al menos divertidos. Es literatura de evasión pura, sin más, y ¿para qué más para disfrutar en una tarde de verano?

-----------------------

Inmunidad diplomática, Lois McMaster Bujold, ediciones B, 320 pág. 17,95 €

jueves, 15 de julio de 2010

La física de lo imposible, Michio Kaku

El autor es un físico teórico que en su vertiente 'formal' trabaja sobre las teorías de la gran unificación, llamadas también 'teorías del todo', específicamente en teoría de cuerdas y branas, una de las espectaculares fronteras de la física,  que pretende conjugar relatividad general y el 'modelo estandard' de física de partículas  en una única teoría, la teoría final, la teoría del todo, aquella de la que surgirían como casos particulares las leyes claves de la física sobre las que se asienta nuestro conocimiento del universo desde la cosmología hasta la cromodinámica cuántica.

Esta introducción inicial es simplemente para que quede claro que el autor puede permitirse opinar sobre determinadas cosas con conocimiento de causa. Además de esto, Kaku es un magnífico divulgador que es capaz de explicar en términos inteligibles para cualquiera los conceptos más extraños y alejados del sentido común que abundan cuando uno se acerca a las fronteras de la física.

Kaku parte de las 'tres leyes de Clarke', enunciadas por el genial Arthur C. Clarke, y que dicen:

1) Cuando un distinguido y anciano científico dice que algo es posible, casi seguro está en lo cierto. Cuando dice que algo es imposible, probablemente está equivocado
2) El único modo de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un paso más allá, en el reino de lo imposible
3) Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia
p. 21 ed. coment

Sobre esto el autor clasifica las 'imposibilidades' estudiadas en tres tipos: aquellas que pueden convertirse en tecnologías a nuestro alcance en un periodo cercano (digamos cien años), las que no violan leyes conocidas de la física pero por cualesquiera motivos son en principio inalcanzables para nosotros en un periodo imaginable (miles de años) y las que violan alguna ley conocida de la física y para conseguirlas habría que dotarse de un nuevo paradigma en la ciencia al nivel más básico.

Es interesantísimo ver cómo  Kaku aporta argumentos para clasificar cosas como los campos de fuerza, la teleportación, la telepatía o las naves estelares (en el sentido de capaces de cruzar el espacio hasta estrellas cercanas) como imposibilidades de tipo I, Los viajes a más velocidad que la luz o el viaje en el tiempo como imposibilidades de tipo II, mientras que deja la precognición o las máquinas de movimiento perpetuo como imposibilidades de tipo II y por tanto que violan principios conocidos de la ciencia.

Es uno de los libros que he leído recientemente con el que más he disfrutado. Es recomendable para todos, los que conocen algo de ciencias y física y los que no. El lenguaje es comprensible y natural. El libro es casi una necesidad para aquellos a los que nos gusta la ciencia ficción, aunque sólo sea por la 'cultura trekkie' del autor, que demuestra ser un profundo conocedor de este género literario y sus autores clave, cosa que por otra parte no es nada extraordinario entre grandes científicos.

¿Recomendable?
Sin duda alguna. Léelo. Aprenderás, lo pasarás bien y te sorprenderás.

--------------------
La física de lo imposible, Michio Kaku, 464 pág. 20,90 €
Leído en inglés en digital.

sábado, 10 de julio de 2010

Lo que hay que tener, Tom Wolfe

Es posible que te suene la película 'Elegidos para la gloria' de hace unos quince años que, centrándose en las vidas de los siete primeros astronautas americanos, relata los primeros años del programa espacial tripulado norteamericano. Pues este es el libro en el que se basa la película.

Es posible también que te suene Tom Wolfe como escritor. Debería: 'La hoguera de las vanidades', 'Todo un hombre' o 'Yo soy Charlotte Simmons' son libros que vale la pena leer.

Éste es un libro anterior y no es una novela, es un híbrido entre reportaje de investigación, novela y crónica. Tom Wolfe es el padre del  'nuevo periodismo' que nació con el 'A sangre fria' de Truman Capote. Su dedicación primaria al periodismo de investigación se nota en cómo está planteado, articulado y escrito el libro: una interesantísima crónica articulada entorno a los siete astronautas del proyecto Mercury original y de su entorno más cercano.

Muy interesante la descripción de la rivalidad entre los pilotos de la fuerza aérea que estaban batiendo records de velocidad y altura a la vez que se desarrollaba el programa Mercury. La figura de Chuck Yeager, que batió la barrera del sonido, como padre espiritual de los pilotos de pruebas, esa cofradía cuyos integrantes comparten una relación insana con el riesgo, y un ego del tamaño de una montaña. Ese 'Right Stuff', 'lo que hay que tener' en castellano, que les hace buscar los límites y después sobrepasarlos para ver hasta dónde se puede llegar.

Las mujeres de los astronautas ocupan también un espacio esencial en el libro, las compañeras que esperan solas en casa y sufriendo cada día que pasa la inquietud, la ansiedad de ver si vuelve o no vuelve, para luego ver como recién llegado a casa el piloto se vuelve a ir con los compadres de la hermandad de adrenalinadictos a tomar cervezas y a .... más cosas.

La carrera espacial fue lo más parecido a una guerra sin armas que se libró entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Cada paso de los americanos era anticipado por los Soviéticos, que los adelantaban una y otra vez, hasta que los americanos empeñaron a la nación en un proyecto de escala bélica para colocar una bandera americana en la luna y evitar que ésta se convirtiera en un 'punto rojo sobre sus cabezas'.

Lo diferente de este libro es el planteamiento abierto, que no esquiva las profundas diferencias que había entre los siete elegidos en todos los sentidos. Diferencias de formación, de entrenamiento, religiosas, políticas, y de todo tipo, que cristalizaron en varias discusiones épicas entre ellos, polarizándolos en dos bandos, uno liderado por Alan Shepard, vividor, arrojado, valiente hasta la inconsciencia, y el otro liderado por John Glenn, religioso, el perfecto padre y militar, que luego fue senador durante muchos años, y volvió a subir al espacio a los 77 años, en una misión de la lanzadera en la que también voló Pedro Duque, convirtiéndose en el ser humano de más edad que subió al espacio.

¿Recomendable?
Si, por poco que te interese la carrera espacial. Sin duda.

-----------
Lo que hay que tener, Tom Wolfe, ed. Anagrama. 352 pág. 9,61 €

miércoles, 7 de julio de 2010

A la final del mundial

¡ESPAÑA A LA FINAL!

Nunca lo he visto. ¡Ya era hora, coño!

viernes, 2 de julio de 2010

El alma está en el cerebro, Eduardo Punset

Punset es uno de los grande comunicadores de la ciencia que hay en España. Forma parte de nuestra Santísima Trinidad quizá junto con Jorge Wasenberg y Juan Luis Arsuaga. Su programa semanal 'Redes' es una necesidad.

En interés de Punset se concentra principalmente en temas relacionados con las ciencias de la vida, la antropología y aquello que rodea el elusivo concepto de consciencia. Es fácil ver los capítulos de redes en Internet, a través del enlace que he colgado arriba, y todos ellos son interesantes en mayor o menor medida. Su capacidad de comunicación se combina con sus estupendas cualidades como entrevistador. Lo dicho. La serie vale la pena.

El libro que he leído ahora trata sobre las bases biológicas de la personalidad y otros temas relacionados con la neurociencia. El propio título nos da clarísimas pistas sobre la temática. El libro está dividido en dos partes de las que par ami es mucho mejor e interesante la segunda que la primera.

Punset recorre cuestiones clave como son la percepción y la interpretación que el cerebro hace sobre los estímulos sensoriales que recibe, la primacía del cerebro reptiliano sobre el cortex cerebral, osea sobre lo que nos hace humanos, a hora de dirigir las respuestas automáticas ante amenazas o estímulos concretos. A un nivel más alto, Punset trata temas relacionados con la violencia, la imaginación, el cerebro y las matemáticas. Por último, conociendo a Punset, no podía dejar de tratar la felicidad y la depresión.

Como digo, el libro me ha parecido muy interesante, sobre todo en su segunda mitad. El estilo de redacción de Punset a veces es un pelín confuso, puesto que el autor va tomando y citando constantemente a expertos en las distintas materias a los que ha entrevistado en el programa. Esto hace que muchas veces repita comentarios, citas o argumentos.

Me quedo con muchos momentos del libro, no con uno sólo.

Nos encanta creer que somos "la cúspide de la Creación ", como se decñía antaño. Somo los únicos que podemos hablar, los únicos que tenemos emociones,los únicos... los únicos... En realidad tal vez los hombres somos los únicos que somos hombres.
p. 373 ed. coment.

No olvide que la felicidad, su felicidad, no es más que una emoción, y por tanto, un estado transitorio.
p. 420 ed. coment.

¿Recomendable? Si. Si ves que el principio del libro te parece pesado sáltalo y vete a la segunda parte. Luego podrás volver al principio.

-------------
El alma está en el cerebro, Eduardo Punset, ed. Punto de lectura, 420 pág. 6,00 €

jueves, 1 de julio de 2010

Lecturas recomendadas para este verano (Física en la ciencia ficción)

Uno de los blogs que sigo: 'física en la ciencia ficción', divertido y escrito por un físico, nos recomienda unos cuantos libros para el verano.

Varios los he leído y voy a buscar alguno de ellos inmediatamente. Casi todos son de divulgación científica, sólo hay tres o cuatro de ciencia ficción.

Vale la pena leer el post, pero vale más la pena leer alguno de estos libros. Personalmente tengo una querencia especial por Michio Kaku. Me parece tan magnífico divulgador como al redactor del post.

http://fisicacf.blogspot.com/2010/07/lecturas-recomendadas-y-el-consabido.html

Espero que te guste