viernes, 31 de diciembre de 2010

2010 acaba exactamente igual que empezó.....

.... y eso significa lo que significa.

No voy a hacer ningún tipo de balance, ni voy a hacer buenos propósitos, ni ninguna cosa de esas. Este año no toca.

Sólo una canción, sólo una.

martes, 21 de diciembre de 2010

Todo en su sitio

todo en su sitio

sa pedrera, ibiza; 17/12/2010

Nadie a la vista. Si te acercas a la rompiente el ruido del mar te deja sordo. El viento de poniente sopla sin cesar, lanzando arena de la duna hacia tu cara. Hace frío, bastante frío, pero se puede soportar bien. Las estrellas recorren su camino.

Estás ahí, solo, sin cobertura en el móvil, sin nadie a la redonda. Me dicen que estoy loco por ir a esos sitios solo. ¿Y si me pasa algo? ¿Y tropiezo y me tuerzo un tobillo? ¿y si me resbalo y caigo? ¡Bah!. Un riesgo mínimo comparado con la maravilla del paisaje y cielo iluminados por una luna casi llena. Esa luz de la noche que tiene una cualidad indefinible que la hace perfecta para iluminar los pensamientos de uno. No hay mejor sitio donde estar en todo el universo.

Haces un recorrido por todas esas cosas que tienes en la cabeza en las que normalmente ni reparas. Decisiones pendientes, conversaciones pendientes, disculpas pendientes, agradecimientos pendientes. ¡Madre mía! ¡Cuántas cosas pendientes!

El viento ayuda a limpiar y ordenar un poco. El frío hace que todo parezca más claro, menos turbulento. El ruido del mar oculta el ruido del día a día, que de repente desaparece. Las estrellas en el cielo son una referencia clara, cada estrella un objetivo, algo que conseguir. ¿Qué piensas, que no vale la pena venir?

¿Qué piensas tú? Si, a ti te lo pregunto. ¿Vale la pena venir?

Sonaba, como no, Radiohead

domingo, 19 de diciembre de 2010

La especie humana en los últimos doscientos años: no nos ha ido tan mal.

No te pierdas este enlace por nada del mundo. Te subirá el ánimo.

ESPECTACULAR visión gráfica de los últimos doscientos años de historia medida en términos de riqueza y esperanza de vida en los distintos países del mundo. Como digo siempre, los números no engañan, y frente a la evidencia no queda más remedio que concluir que ESTAMOS MEJOR QUE ESTÁBAMOS y que los profetas del apocalipsis y aquellos que predican que nos abocamos a la catástrofe como especie  no son más que seres patéticos que añoran una arcadia original que jamás existió. Jamás tanto vivieron tanto y tan bien. Hay mucho camino por recorrer, pero lo estamos recorriendo.

Sigo siendo un enamorado de nuestra especie, con todo lo malo que tiene, pero sobre todo con TODO lo bueno que tiene. Como decía Carl Sagan hemos conseguido grandes cosas, pero lo mejor aún está por llegar. Nuestros hijos lo verán.

Un poco de optimismo en estos años tristes no viene mal.

Desde luego hoy Fogonazos está de traca.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Modigliani, el maestro de la belleza femenina

Retrato de una joven