martes, 23 de julio de 2013

El espejismo de Dios, Richard Dawkins

Como algunos de vosotros seguramente sabéis soy ateo. No soy agnóstico. Agnóstico es tener dudas, no ser capaz de decidir si existen razones o no para creer en la existencia de uno o varios dioses sea este del tipo que sea, el dios patriarcal abrahamico,  el panteón con 'separación de poderes' hindú, el dios de Spinoza, sentido último, causa sin causa, como lo queramos llamar.

No. Yo soy ateo. Estoy convencido de que este universo no necesita de un dios creador para explicar su existencia; estoy convencido de que no hay causa sin causa; estoy convencido de que nada ni nadie vela por nosotros en modo alguno; estoy convencido de que no hay una consciencia cósmica por aquí y por allá; estoy convencido de que el destino de cada persona se lo forja ella misma. No creo en dios. Soy ateo. ¿Queda claro?

Entonces, ¿para qué leo este libro?

"El espejismo de dios" es el trabajo de uno de los más comprometidos ateos del mundo, Richard Dawkins, de quien quizá has leído 'el gen egoísta' o algún otro de sus libros relacionados con la evolución. Dawkins es el más señalado azote del creacionismo y del diseño inteligente, esas absurdas teorías paracientíficas apoyadas principalmente por la comunidad evangélica norteamericana que interpreta la Biblia  como una fuente cierta de conocimiento (incluso la única fuente de conocimiento), y que pretende que en las escuelas americanas se ponga en duda la teoría de la evolución, o quizá que se presente en pie de igualdad con las dos absurdas doctrinas anteriores.

Este libro en concreto no se concentra en la teoría de la evolución frente al creacionismo o el diseño inteligente, va un paso más allá y da decenas de razones por las cuales es racionalmente absurdo creer en dios, o en los dioses, o en uno particular de entre todos los dioses en los que creen las personas.

El libro repasa las distintas hipótesis de Dios, refuta uno tras otro los principales argumentos de la existencia de Dios, partiendo de las pruebas de Santo Tomás y su argumento esencial del motor inmóvil, la causa sin causa que tantas veces he oído citar por personas que no necesariamente conocen las argumentaciones tomistas, y terminando con argumentos más recientes como los de Pascal u otros más modernos.

Ofrece argumentos por los cuales es improbable que Dios, sea cual sea su 'forma' pueda existir. Repasa los orígenes de la religión, y porqué no es necesaria para explicar la moralidad. En fin, pega un repaso a todos los argumentos utilizados por quienes defienden la religión y la fe para justificar lo injustificable.

Dawkins es muy duro con la religión, con las religiones, como fuentes de más odio y rencor que compasión y amor. Para él, y yo sinceramente lo comparto, la religión como canal organizado de comunicación de las personas con Dios, con cualquier Dios, es sólo un instrumento para concentrar el poder en pocas personas, que investidas de autoridad suprema conjugan el poder espiritual con el terrenal, en ellas mismas o en estructuras paralelas como dictaduras, coronas, etc.

Compara la religión organizada con el abuso infantil, pues la educación religiosa estricta llena las mentes de los niños de visiones del infierno, pecados, culpa y temor de Dios. En fin. Es muy muy duro, y yo comparto sus argumentos.

Como muestra un botón

El Dios del Antiguo Testamento es, sin duda el personaje más desagradable en toda ficción: celoso y orgulloso de ello, un mezquino, injusto, un controlador implacable, un vengativo limpiador étnico sediento de sangre, un misógino, homófobo, racista, infanticida, genocida, filicida, pestilente, megalómano, sadomasoquista, matón caprichosamente malévolo.

Por si no te parece correcto este comentario, podemos citar un pequeño episodio de genocidio universal extraído del génesis.

"Por mi parte, voy a mandar el diluvio de aguas sobre la tierra, para acabar con todo ser que tiene aliento y vida bajo el cielo; todo cuanto existe bajo la tierra perecerá. Pero contigo voy a firmar un pacto, entrarás en el arca tú y tu esposa, tus hijos y las esposas de tus hijos. Meterás en el arca una pareja de todo ser viviente, o sea de todos los animales, para que puedan sobrevivir contigo; tomarás macho y hembra."
Gen 6:17-18.

o del levítico

Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.
Lev 20:13  
Enviaré también contra vosotros bestias fieras que os arrebaten vuestros hijos, y destruyan vuestro ganado, y os reduzcan en número, y vuestros caminos sean desiertos.
Lev 26:22

o de Josué

Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos. Jos 6:21

En fin. Toda una historia la Biblia. Perdón por concentrarme en ella, pues el libro sagrado que conozco y que de verdad he leído entero, aunque hace muchos años.

No me enredo más. El libro de Dawkins es tan bueno como los demás suyos que he leído. Su prosa el ágil, sus argumentos contundentes y sus ejemplos clarificadores. A los que somos ateos nos carga de argumentos, por si nos hacen falta, para que seamos capaces de defender nuestras tesis ante los más recalcitrantes creyentes.  No te cortes, amigo ateo, de defender tus ideas. Tanto tienes que respetar tú las ideas de los demás como los demás las tuyas.

Un par de ideas más. ¿Por qué no visitas la página de la fundación para la razón y la ciencia, o algún web sobre ateismo? Repito, yo no soy sólo anticlerical, soy ateo y me gusta serlo y creo, la verdad, que voy a ser más activo en eso.

¿Recomendable?
Sí. Para mi sí. Este libro lo prestaré, lo regalaré y lo comentaré más de una vez.

-------------------
El espejismo de Dios, Richard Dawkins, Booklet, 420 pág., 9.45 €

No hay comentarios :

Publicar un comentario