sábado, 7 de septiembre de 2013

Nighthawks, Edward Hopper

Hoy me apetece escribir algo en el blog, pero no estoy muy inspirado que digamos, así que voy a colgar un cuadro.



¿Te suena? Un camarero atiende a tres clientes en la barra de un bar. Es de noche. El camarero parece fregar algo mientras mira a la pareja que no parece estar muy bien avenida. Al otro lado otro tipo, de espaldas es la imagen de la soledad más absoluta. La luz del bar se extiende a la calle. Pocos elementos en la pintura, pero todos de una expresividad máxima.

Este cuadro me pone triste, pero a la vez me encanta. Es tan fácil imaginar historias con estos personajes...

En Ibiza hay un bar que me recuerda a este. Nada que ver, es decir, no se parece en nada, pero como este es el sitio ideal para que las almas en pena busquen un poco de calor.

Puedes ampliar lo que quieras el cuadro aquí, cortesía de San Google.




No hay comentarios :

Publicar un comentario