domingo, 8 de septiembre de 2013

Oxford 7, Pablo Tusset

Para ir centrando, copio la sinopsis del libro, que es más rápido que escribirla yo:

Primavera de 2089: todo el mundo ha oído hablar de disturbios en las franquicias universitarias exteriores. Manifestaciones en New Berkeley, protestas en Sorbonne Resseau y algaradas estudiantiles por todo el Anillo Académico.
En el campus de Oxford 7, el profesor Sirhan Palaiopoulos y sus más comprometidos alumnos de Cinematografía Precomputacional están tramando algo. La rectora Deckard trata de controlar la situación desde su despacho de la torre Huxley mientras las brigadas de antidisturbios se emplean a fondo, pero los chicos conseguirán salir de la estación espacial con destino a Earth gracias a la ayuda de Rick Blaine, un viejo lobo del espacio que trafica con tabaco Burley germinado en tierra de verdad.
Lo que los chicos no imaginan es qué peligros deberán enfrentar al final de su viaje, llegados al corazón de una apocalíptica Barcelona posterior a la Toma de la Boquería.
Tomado de la contraportada del libro

Vale, mayo del 68 del espacio exterior, pero... no sé muy bien lo que pretendía Tusset al escribir este libro. ¿Un libro de ciencia ficción? ¿una distopía? ¿una crítica dura a los movimientos antisistema? El libro contiene argumentos de cada uno de estos temas, junto con los tradicionales componentes humorísticos del autor (el presidente de la generalitat lo es a la vez del Barça, la 'toma de la boquería' al nivel de la toma de la bastilla, las franquicias son 'Bulli & friends', ...)

El problema del libro es que no se entiende muy bien de qué va. Suceden cosas, hay una trama, una personaje arquetípicamente mala, un personaje arquetípicamente idealista; la policía (que dispara multas) sigue los cánones ortodoxos de los 'maderos' o los 'grises'; los jóvenes que se embarcan en la aventura de localizar a 'Francisco Asis', el más peligroso AntiSIStema son cándidos, vulnerables y manipulables; el piloto de la nave espacial que los transporta de contrabando a Barcelona es un Han Solo de libro... Si, todo esto está muy bien pero... ¿de qué va el libro? ¿Por qué acaba como acaba? ¿Qué mensaje nos pretende transmitir el autor? De verdad, ni idea. No voy a desvelar 'secretos' de la trama, pero se produce una transformación en los personajes, y ni el malo es tan malo ni el idealista es inteligente, ni el contrabandista patético es lo que parece, y vale, ¿para qué todo eso?


Pero ¿de qué somos esclavos nosotros?, ¿de las leyes que previamente aprobamos en el parlamento, aunque sea de manera indirecta, ¿de las corporaciones, de las marcas comerciales, que son poderosas sólo en la medida en que nosotros consumimos sus productos con gran satisfacción?
p. 103

Al final pienso que el libro es un ataque al maniqueísmo de la lucha de los 'ciudadanos' contra el 'poder establecido', asignando al primero la categoría de 'buenos' y al otro la categoría de 'malos', y eso no me parece mal, la verdad, pero es tan confuso que perfectamente me podría estar equivocando sin enterarme. En fin, que no me ha convencido.

El autor inserta en el libro decenas de referencias a otras obras literarias o cinematográficas (en el estilo tradicional de Tusset), pero hay un tópico que se repite una y otra vez: Blade Runner. El contrabandista se llama Rick, y la rectora Deckard; los protagonistas, alumnos del curso de 'cinematografía precomputacional', corean en una ocasión el 'tears in the rain' (se me humedecen los ojos),  y hay más referencias de uno u otro tipo a la película. Hay referencias a 'El nombre de la rosa', 'Casablanca' y otras que dejo a la inquietud del lector.

¿Recomendable?
Yo, como lector activo de ciencia ficción no lo recomendaría. Tusset tiene libros mejores, como 'En el nombre del cerdo' o sobre todo 'Lo mejor que le puede pasar a un cruasan', ambos tiran hacia la novela negra con puntos de humor, más que de humor, de sarcasmo, y de ciencia ficción hay miles de libros mejores.

Una nota final. El autor se tira un poco al carro de los neologismos, tanto para las asignaturas que estudian los universitarios 'Ingeniería emocional', 'Cinematografía precomputacional', como para sustantivos, adjetivos etc. Uno me ha gustado. Estamos a principio del siglo XXI y todavía no  tenemos un adjetivo que describa lo relacionado con el s XX, tal y como tenemos 'decimonónico' para referirnos a lo del s XIX. El autor utiliza vigesímico, y me encanta. He encontrado otras referencias a ese vocablo aunque no está reconocido por la RAE. Yo lo voy a usar a partir de ahora. Me gusta y creo que es útil. A fin de cuentas la RAE está para reconocer el lenguaje tal y como evoluciona, darle carta de naturaleza y normativizarlo. En algún momento un adjetivo similar se usará. ¿Por qué no este?

--------
Oxford 7, Pablo Tusset, Booklet. 263 pág. 7,95 € en papel, 6,95 en formato eBook

No hay comentarios :

Publicar un comentario