lunes, 29 de julio de 2013

Una excursión de domingo por la mañana


Pedalear por las salinas un domingo por la mañana antes de que el calor sea insoportable. :-)

martes, 23 de julio de 2013

El espejismo de Dios, Richard Dawkins

Como algunos de vosotros seguramente sabéis soy ateo. No soy agnóstico. Agnóstico es tener dudas, no ser capaz de decidir si existen razones o no para creer en la existencia de uno o varios dioses sea este del tipo que sea, el dios patriarcal abrahamico,  el panteón con 'separación de poderes' hindú, el dios de Spinoza, sentido último, causa sin causa, como lo queramos llamar.

No. Yo soy ateo. Estoy convencido de que este universo no necesita de un dios creador para explicar su existencia; estoy convencido de que no hay causa sin causa; estoy convencido de que nada ni nadie vela por nosotros en modo alguno; estoy convencido de que no hay una consciencia cósmica por aquí y por allá; estoy convencido de que el destino de cada persona se lo forja ella misma. No creo en dios. Soy ateo. ¿Queda claro?

Entonces, ¿para qué leo este libro?

"El espejismo de dios" es el trabajo de uno de los más comprometidos ateos del mundo, Richard Dawkins, de quien quizá has leído 'el gen egoísta' o algún otro de sus libros relacionados con la evolución. Dawkins es el más señalado azote del creacionismo y del diseño inteligente, esas absurdas teorías paracientíficas apoyadas principalmente por la comunidad evangélica norteamericana que interpreta la Biblia  como una fuente cierta de conocimiento (incluso la única fuente de conocimiento), y que pretende que en las escuelas americanas se ponga en duda la teoría de la evolución, o quizá que se presente en pie de igualdad con las dos absurdas doctrinas anteriores.

Este libro en concreto no se concentra en la teoría de la evolución frente al creacionismo o el diseño inteligente, va un paso más allá y da decenas de razones por las cuales es racionalmente absurdo creer en dios, o en los dioses, o en uno particular de entre todos los dioses en los que creen las personas.

El libro repasa las distintas hipótesis de Dios, refuta uno tras otro los principales argumentos de la existencia de Dios, partiendo de las pruebas de Santo Tomás y su argumento esencial del motor inmóvil, la causa sin causa que tantas veces he oído citar por personas que no necesariamente conocen las argumentaciones tomistas, y terminando con argumentos más recientes como los de Pascal u otros más modernos.

Ofrece argumentos por los cuales es improbable que Dios, sea cual sea su 'forma' pueda existir. Repasa los orígenes de la religión, y porqué no es necesaria para explicar la moralidad. En fin, pega un repaso a todos los argumentos utilizados por quienes defienden la religión y la fe para justificar lo injustificable.

Dawkins es muy duro con la religión, con las religiones, como fuentes de más odio y rencor que compasión y amor. Para él, y yo sinceramente lo comparto, la religión como canal organizado de comunicación de las personas con Dios, con cualquier Dios, es sólo un instrumento para concentrar el poder en pocas personas, que investidas de autoridad suprema conjugan el poder espiritual con el terrenal, en ellas mismas o en estructuras paralelas como dictaduras, coronas, etc.

Compara la religión organizada con el abuso infantil, pues la educación religiosa estricta llena las mentes de los niños de visiones del infierno, pecados, culpa y temor de Dios. En fin. Es muy muy duro, y yo comparto sus argumentos.

Como muestra un botón

El Dios del Antiguo Testamento es, sin duda el personaje más desagradable en toda ficción: celoso y orgulloso de ello, un mezquino, injusto, un controlador implacable, un vengativo limpiador étnico sediento de sangre, un misógino, homófobo, racista, infanticida, genocida, filicida, pestilente, megalómano, sadomasoquista, matón caprichosamente malévolo.

Por si no te parece correcto este comentario, podemos citar un pequeño episodio de genocidio universal extraído del génesis.

"Por mi parte, voy a mandar el diluvio de aguas sobre la tierra, para acabar con todo ser que tiene aliento y vida bajo el cielo; todo cuanto existe bajo la tierra perecerá. Pero contigo voy a firmar un pacto, entrarás en el arca tú y tu esposa, tus hijos y las esposas de tus hijos. Meterás en el arca una pareja de todo ser viviente, o sea de todos los animales, para que puedan sobrevivir contigo; tomarás macho y hembra."
Gen 6:17-18.

o del levítico

Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.
Lev 20:13  
Enviaré también contra vosotros bestias fieras que os arrebaten vuestros hijos, y destruyan vuestro ganado, y os reduzcan en número, y vuestros caminos sean desiertos.
Lev 26:22

o de Josué

Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos. Jos 6:21

En fin. Toda una historia la Biblia. Perdón por concentrarme en ella, pues el libro sagrado que conozco y que de verdad he leído entero, aunque hace muchos años.

No me enredo más. El libro de Dawkins es tan bueno como los demás suyos que he leído. Su prosa el ágil, sus argumentos contundentes y sus ejemplos clarificadores. A los que somos ateos nos carga de argumentos, por si nos hacen falta, para que seamos capaces de defender nuestras tesis ante los más recalcitrantes creyentes.  No te cortes, amigo ateo, de defender tus ideas. Tanto tienes que respetar tú las ideas de los demás como los demás las tuyas.

Un par de ideas más. ¿Por qué no visitas la página de la fundación para la razón y la ciencia, o algún web sobre ateismo? Repito, yo no soy sólo anticlerical, soy ateo y me gusta serlo y creo, la verdad, que voy a ser más activo en eso.

¿Recomendable?
Sí. Para mi sí. Este libro lo prestaré, lo regalaré y lo comentaré más de una vez.

-------------------
El espejismo de Dios, Richard Dawkins, Booklet, 420 pág., 9.45 €

jueves, 18 de julio de 2013

Un viaje a Londres en 37 fotos

Para terminar con el viaje a Londres de enero un resumen cronológico del mismo en 37 fotos. He elegido el formato 2*5, que me gusta mucho. Alguna vez lo he usado ya. Este conjunto de fotos forma parte de una serie más grande de 67 que son demasiadas para colgar aquí, de hecho, meter en un post 37 fotos, aunque sean en un formato reducido, es una exageración, pero mira, como decía aquél... este es mi blog y cuelgo lo que me gusta.

En el viaje hubo un poco de todo, pero sobre todo nieve y frío. Aquí faltan las fotos que no hice, y ¿cuáles son? sobre todo las de la aventurita de las cinco horas en el avión esperando para salir, atascados por la nieve, la vuelta a Londres a la una de la mañana de un domingo y la búsqueda calle por calle de un hotel donde dormir unas horas antes de salir para otro aeropuerto por la mañana. No estaban los ánimos para cámaras...

Esta es la serie. Espero que te guste alguna.






































Todas las fotos Olympus Pen E-PL5; Zuiko 14-42 f/3.5-5.6; Lumix 20mm f/1.7


domingo, 14 de julio de 2013

Mis límites

En dos días casi seguidos he llegado a límites de cansancio que hace tiempo que no alcanzaba. Empecemos por el principio: estoy bajo de forma. Desde principio de junio no hago deporte en serio, y además el calor me está afectando estos días más de lo que me imaginaba. Más de lo que pensaba que me afectaba.

Ver 12km corriendo en un mapa más grandeLa fiesta en cuestión. No había llegado casi nadie todavía. Yo, para entonces, ya estaba muerto.Veamos. El viernes pasado, después de dormir muy poco por la noche por temas que no vienen al caso, me apeteció salir a correr por aquello de mover un poco las piernas y sudar un rato. Eran aproximadamente las siete de la tarde y la idea era salir y hacer media hora o así, unos 5Km. La cosa es que me puse a correr, me baje a figueretas, hice el paseo, y cuando llegué al final me dije: hasta el Torre del mar; y cuando llegué allí dije: el paseo de playa d'en bossa; y cuando estaba llegando al final recordé que nada, un poco más adelante, había una fiesta en la playa, en el Nassau, donde estaba trabajando bastante gente a la que quiero, y me dije, ¿por qué no? y como no me apetecía correr por la calle con todo el mogollón que se forma en los Jet, el Ushuaia y todo eso, decidí correr por la playa. Y sabes, correr por la arena es muy cansado, mucho, y yo estaba muy cansado, y con sueño, pero a fin de cuentas me había metido ahí con una 'misión' y la misión la cumplí. Corrí hasta el final de playa d'en bossa, y vi mi fiesta aunque no vi a nadie conocido, y volvía casa más muerto que vivo. 12Km, que no es tanto si te pones así, porque he corrido más en un par de ocasiones, pero no por la playa, y no con sueño, y no desentrenado, y no cansado como estaba, con lo que llegué casi al límite de mis fuerzas a casa.



Yo, derrotado, en la cima de sa capelleta, deseando llegar a casaY hoy domingo. Hoy estoy solo porque María se ha quedado a dormir en casa de una amiguita, y esta mañana yo he estado haciendo nada en casa (vagueando) hasta que me he decidido a coger la bici. Mi plan era cogerla a las 9, y no la he cogido hasta las 12, ese es el tamaño de mi pereza. La idea era hacer la ruta teológica (el infierno y sa capelleta), y si tenía fuerzas al final tirar hasta cala Jondal y ver en la vuelta hasta donde llegaba. En un sueño pensaba que quizá hoy llegaría hasta s'Atalaia, pero vamos, eso es un sueño hoy en día. La realidad es que los primeros pasos por kilómetro han sido buenos, pero a la primera cuesta me he hundido en tiempos, que no en fuerza, porque iba bastante bien de eso. No tenía sensación de morirme, pero los tiempos que hacía por kilómetro eran malos malos. Al final he llegado bien a la cima del infierno, y he decidido seguir hacia sa capelleta, más que nada por amor propio. Y allá que me he ido. Pero la tentación, en la forma de un desvío de ruta que llevaba tiempo deseando explorar ha sido fuerte. Tengo la impresión de conocer dónde enlazaba el camino, y tenía ganas de probarlo: una parte de la ruta 12, la ibiza extreme, que tengo la impresión de que enlaza con la salida de la trialera que baja de sa capelleta. Y me he metido por allí. ¡Para qué! Después de un primer kilómetro más o menos tranquilo se ha empezado a empinar hasta extremos increíbles (para mi) No sólo eso, sino que la pista se ha convertido en un pedregal con socavones, piedras del tamaño de cabezas, surcos de la profundidad del radio de la rueda... y todo eso cuesta arriba. He aguantado unos cien o ciento cincuenta metros. He parado, bebido y comido unas pasas que llevaba, y he seguido desmontado y arrastrando la bici, hasta que al pasar una curva me he encontrado con un repecho aún más fuerte que el que acababa de subir. He parado y me he dado la vuelta. Si. Por primera vez con la bici (aunque desmontado) me he dado la vuelta. He reconocido mi incapacidad para subir eso. He intentado la bajada encima de la bici pero también he tenido que desmontar. Sinceramente no me apetecía romperme la cabeza. Total, al llegar abajo he vuelto a pararme a comer y beber lo que me quedaba de agua, y he decidido, quizá como castigo por mi incapacidad, volver al plan original y retornar al camino de sa Capelleta, y se me ha hecho largo. El calor, el sofocón de la subida infructuosa, quizá no estaba bastante bien hidratado, pero se me ha hecho largo. Al final he llegado a casa, me he metido en la ducha y he comido algo, aunque sin hambre, y sobre todo he bebido. Fíjate en el mapa que adjunto, mira ese pequeño apéndice que apunta hacia el centro de la ruta. Ese es el culpable parcial de mi derrota. Un camino que apunto en mi lista de 'cosas que me han derrotado'.


Ver La muerte en bici en un mapa más grande

En fin. Sigo teniendo pendiente la ruta larga, infierno - sa capelleta - jondal - s'atalaia. Necesito estar más en forma para eso, y necesito, sobre todo, dejar de ser perezoso. A ver qué tal se da el resto del verano. Por ahora estoy muerto. A ver mañana, a ver si tengo tiempo de empezar a recuperar el tiempo perdido. Por cierto, cada vez que encuentro un límite me empiezan a dar ganas de ver cómo superarlo. Ommmmm. ;-)

Offtopic. Mi compañero de estas aventuras no ha sido Radiohead, ni Muse, ni nada de eso. Mi compañero ha sido un audiolibro magnífico que estoy escuchando: sorprendente, imaginativo, divertido, provocador, autoreferente, transgresor. 'Redshirts' de John Scalzi. Un libro estupendo que sin duda comentaré en este blog al acabar. Me está gustando muchísimo. Es un candidato a los premios Hugo de 2013, y espero -sin haber leído el resto de los candidatos- que se lo lleve.

sábado, 13 de julio de 2013

Una noche de enero en Londres

Invierno, frío, nieve, una ciudad inmensa, llena de excusas para desafiar el temporal y lanzarse a la calle a pasear, ver, visitar, descubrir.

Esta es una crónica visual de una noche de enero en Londres.

Millenium bridge. San Pablo al fondo.


Nieva, desde el bus. 


Un león invernal en la plaza de Trafalgar.


Escalera de acceso a la National Gallery.


La columna de Nelson en Trafalgar Sq.
El amor. Picadilly Circus.



Regent Street



Convent Garden vacío. 

Un pub en el Soho


Una calle nevada en Mayfair


Almacenes Fenwick en Mayfair



Ambiente nocturno desde un pub cerca de Leicester Square


fotos Olympus E-PL5, Zuiko 15mm f/8;  Zuiko 14-42 f/3,5-5,6;  Lumix 20mm f/1,7 tomadas en enero de 2013

¿Hay alguna que te guste? Dímelo.