domingo, 2 de febrero de 2014

De qué hablo cuando hablo de correr, Haruki Murakami

Este libro de Murakami no es un libro de los suyos, de los que él suele escribir. De hecho no es una novela, pero tampoco es un libro para ayudarle a uno a correr y tampoco son unas memorias aunque tiene algo de las dos últimas cosas.

Con la excusa de hablar de su afición por la carrera, por salir a correr, por hacer footing, running o como le quieras llamar, Murakami nos cuenta cosas de los últimos años de su vida, de sus distintas residencias, de sus viajes, de su afición o más que afición por el deporte.

No es común un escritor que cada año corre una maratón en otoño o invierno y un triatlón en primavera. Según cuenta en el libro lleva corridas casi 30 maratones, e incluso una vez corrió una carrera de ultraresistencia de 100 km. Todo esto no está muy en línea con la leyenda sobre los escritores que son teóricamente gente nocturna y aficionada a la bebida el tabaco y la vida golfa por hablar con elegancia. Pues bien, aparentemente Murakami es todo lo contrario. Se reserva tiempo, de hecho todo el que puede, para correr para entrenar para mantenerse sano según dice él. Un tipo ascético diría yo.

En fin. El libro ni es bueno ni es malo, sin más. Me lo he leído porque yo también estoy ahora en el modo 'runner' este que se ha puesto de moda, y salgo a correr, y mido mis tiempos y todas esas chorradas que parece que hacemos los cuarentones para parecer trintañeros, sin por supuesto tener éxito en el empeño...

El libro se lee fácilmente, muy fácilmente, pero tampoco le marca a uno como otros libros de Murakami. Es... simplemente un libro más.


¿Recomendable?
Pse, si te gusta correr, y te gusta Murakami,  igual le encuentras un poco de gusto, si no no hace falta que te molestes.

Reseña del editor

En 1982, tras dejar el local de jazz que regentaba y decidir que, en adelante, se dedicaría exclusivamente a escribir, Haruki Murakami comenzó también a correr. Al año siguiente correría en solitario el trayecto que separa Atenas de Maratón, su bautizo en esta carrera clásica. Ahora, ya con numerosos libros publicados con gran éxito en todo el mundo, y después de participar en muchas carreras de larga distancia en diferentes ciudades y parajes, Murakami reflexiona sobre la influencia que este deporte ha ejercido en su vida y en su obra. Mientras habla de sus duros entrenamientos diarios y su afán de superación, de su pasión por la música o de los lugares a los que viaja, va dibujándose la idea de que, para Murakami, escribir y correr se han convertido en una actitud vital. Reflexivo y divertido, filosófico y lleno de anécdotas, este volumen nos adentra plenamente en el universo de un autor que ha deslumbrado a la crítica más exigente y hechizado a miles de lectores.


-----
De qué hablo cuando hablo de correr, Haruki Murakami, ed. Tusquets, 232 pág. 17,00€

No hay comentarios :

Publicar un comentario