domingo, 31 de agosto de 2014

Sa Capelleta d'en Serra, excursión dominguera

Una semana y media después de volver de los alpes toca volver a ponerse las botas. Hemos elegido ir a Sa Capelleta.

Como sabes, el camino de Sa Capelleta lo hago un montón de veces en la bici, pero curiosamente nunca he subido hasta la capilla propiamente dicha, me he quedado siempre en las escaleritas que suben hasta la cima. Hoy toca llegar hasta arriba.

Además de esto he aprovechado para probar la cámara que me tocó en 'formentera fotográfica', la Pentax WG III 'ruggedized', es decir sumergible, resistente a golpes, al frío, etc. etc. No me hubiera venido mal en el viaje, pero tristemente estaba estropeada y la tuve mandar al servicio técnico. Ahora, recién recibida, había que probarla. Hoy en 'superficie' pero pronto la probaré también debajo del agua. :-) Por ahí abajo está la cámara, si, esa de color púrpura, por no decir rosa.

Sin muchas explicaciones, estas son las fotos que he tomado en la excursión. El paisaje no tiene nada que ver con el de los dolomitas, pro supuesto, pero es el de mi isla, y aunque no aparece el mar más que al fondo en alguna foto me encanta.



El camino que seguimos es el que uso para bajar desde Sa Capelleta en bici, es decir, subimos por donde yo bajo habitualmente. Durante bastante rato hay sombra, lo que en un día como hoy se agradece.


Esos valles interiores de la isla que uno no conoce.


Aquí suelo parar con la bici, pero nunca he subido hasta Sa Capelleta.


Hoy sí, con mi princesita.


Las Salinas desde un mirador cerca de la cima.


Cruces...


La famosa capelleta, recién pintada después de que hace poco amaneciera llena de graffitis.


Se ve es cap des falcó, las salinas a la izquierda (que se ven muchísimo mejor en otras fotos) y el valle que lleva hasta Sant Josep.


Y desde otro punto se ve el otro lado de la isla, la parte de Sant Antoni. En esta foto se ve perfectamente la Conjera


Aquí nos ponemos a explorar un caminito que no conozco, por el que algún día vendré en bici.


Por desgracia nos equivocamos en algún cruce y acabamos en un torrente. Podemos bajar andando pero no en bici, desde luego.


Pedazo de telaraña, construida por la simpática señora Tecla, ahí presente, entre dos árboles situados a más de cuatro metros de distancia. La telaraña impresionante, la araña más gorda que una moneda de dos euros. Bichito.


Después de la ruta hemos quedado para picar algo en  S'Espartá. Bueno, picar algo es quizá un poco engañoso. Nos hemos comido un bullit tremendo. Recuperar fuerzas y tal...

La ruta, por si a alguien le interesa.



Todas las fotos Pentax WG-III. Esta, la de ahí abajo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario