jueves, 25 de enero de 2018

Úrsula K Le Guin, la muerte de una amiga.

El pasado 23 de enero murió una amiga, al menos yo la consideraba así. Por desgracia no la conocía en persona sino a través de sus libros, decenas de ellos, que leí cuando tenía 15 años, que leí cuando tenía 30, y que sigo leyendo con 50.

A Úrsula K Le Guin se la clasifica dentro del ámbito literario de la ciencia ficción y fantasía, lo cual hace que mucha gente vea con sospecha su trabajo, pero ella era muchísimo más. Úrsula K Le Guin fue una pionera feminista, de hecho, introdujo la consideración de los roles género dentro de la literatura fantástica con una de sus obras maestras ‘La mano izquierda de la oscuridad’. Escribió una maravillosa pequeña obra llamada ‘El nombre del mundo es bosque’, intensamente ecologista, que me hizo llorar cuando la leí, y seguramente fue mi puerta de entrada a la conciencia ambiental.

Úrsula K Le Guin nunca escondió sus ideas políticas y su conciencia social. Otra de sus obras maestras, ‘Los desposeídos’ es sujeto de estudio dentro de cursos de ciencia política, y no sólo de eso. Escrita en los años 70 en mitad de la guerra fría, establece una metáfora del mundo actual y lo traslada a una situación fantástica donde se discuten las luces y sombras de cada uno de los bloques. Este es un de los libros que más veces he leído y releído, que más he disfrutado, y su protagonista es uno de mis héroes literarios personales.

La literatura fantástica sería mucho más pobre sin los libros de Terramar, de los que tanto bebió JK Rowling para construir el maravilloso universo de Harry Potter. Que nadie busque allí fantasía heroica ni duelos de capa y espada, sino una visión moral sobre la vida, el equilibrio entre el bien y el mal y la búsqueda de la identidad de las personas. Si alguien ve un cierto panteísmo taoísta, yo también lo vi.

Si dedicas algún tiempo a leer sus libros, leerá sobre ética, sobre espiritualidad, sobre roles de género, sobre poder y generosidad, sobre conservación del entorno natural, sobre el significado de vivir y el miedo a la muerte. La autora te trasladará a mundos que no existen, pero no dejes que eso te asuste o despiste, porque lo que le importa es hablar sobre el ser humano. Y contar historias. Buenas historias.


Ahora vuelas en el otro viento, Úrsula, amiga. Te lloraré pero, sobre todo, te seguiré leyendo.

Nos ha dejado Úrsula K. Le Guin, estoy triste.



Un artículo sobre ella que me ha encantado, antes he enlazado el obituario de Jacinto Antón en El País. Otro obituario precioso donde habla en particular de el que ha sido mi libro favorito de ciencia ficción de siempre, y un  de mis libros favoritos en general de todos los tipos: Los desposeídos, una obra maestra de la ciencia ficción, del utopismo... en algunos sitos lo llaman ciencia ficción anarquista, pero no lo es, es otra cosa. Precioso. Si no lo has leído deberías.


lunes, 15 de enero de 2018

Algunas fotos en Edimburgo

La rampa que llega al castillo, al final de la Royal Mile 

Greyfriars cementery

Victoria Street. La calle en la que se dice que se inspiró JK Rowling para el Diagon Alley. La calle mola. 

Una espectacular nevada el día 29 

Mi compi de viajes, y de alguna otra cosa.  

Royal mile desde Advocat's close 

Navidad en Edimburgo 

Sí, tópico, un gaitero. 

 La ciudad desde el castillo


Detalles... 

 El famoso 'The elephant house', donde JK Rowling bla bla bla (toda la ciudad es una especie de museo vivo de JK Rowling)

 Procesión de antorchas el 30/12. 20.000 personas desfilando con antorchas por la royal mile

El pub donde pasamos dos noches. Extraordinaria música en directo.

Casualidades que te juntan en sitios extraños con gente que vale la pena 


Fotos: Olympus E-PL7, objetivo Zuiko 14-42; Samsung Galaxy S6; ¿Sabes distinguir unas de otras?

lunes, 8 de enero de 2018

El tango de la Guardia Vieja. Arturo Pérez Reverte

Primer libro de 2018. Me ha gustado.

Está lleno de nostalgia de una época que seguramente nunca existió. Caracteres de otro tiempo y costumbres que no son de hoy. Un mundo donde no hay nada más despreciable que la vulgaridad y donde los buscavidas intentan encontrar su eldorado personal. Es la historia de la celestina, del lazarillo pero también de Barry Lindon.

Perez Reverte casi siempre es triste, y a veces su tristeza es bella, como es el caso. El libro ha sido un excelente compañero de viaje.


Reseña del editor:

La trepidante aventura de Max Costa y Mecha Inzunza les lleva a recorrer tres escenarios distintos del convulso siglo XX: pasarán en 1928 por Buenos Aires gracias a una extraña apuesta entre dos músicos, en Niza se verán envueltos en medio de una trama de espionaje durante los años de la Guerra Civil española y los primeros vientos de la segunda Guerra Mundial, para terminar en Sorrento, en los años sesenta, embarcados en una inquietante partida de ajedrez.El tango de la Guardia Vieja narra con pulso admirable una turbia y apasionada historia de amor, traiciones e intrigas, que se prolonga durante cuatro décadas a través de un siglo convulso y fascinante, bajo la luz crepuscular de una época que se extingue.Un libro que apasionará a los lectores habituales de Pérez-Reverte, pero que también atraerá a un nuevo público que gusta del espionaje y la estrategia, y sabrá apreciar esta particular historia de amor.CITAS DEL LIBRO:"Una pareja de jóvenes apuestos, acuciados por pasiones urgentes como la vida,se mira a los ojos al bailar un tango aún no escrito, en el salón silencioso y desierto de un transatlántico que navega en la noche. Trazando sin saberlo, al moverse abrazados, la rúbrica de un mundo irreal cuyas luces fatigadas empiezan a apagarse para siempre."Él: Max Costa"Mantuvo siempre el compás impecable en una pista, las manos serenas y ágiles fuera de ella, y en los labios la frase apropiada, la réplica oportuna, brillante. Eso lo hacía simpático a los hombres y admirado por las mujeres. En aquel entonces, además de los bailes de salón que le servían para ganarse la vida, dominaba como nadie el arte de crear fuegos artificiales con las palabras y dibujar melancólicos paisajes con los silencios."Ella: Mecha Inzunza"Parecía salir de las páginas selectas de una revista ilustrada: lucía collar largo de perlas y pendientes a juego. Esbelta, tranquila, caminando firme sobre tacones altos en el suave balanceo de la nave, su cuerpo imprimía líneas rectas y prolongadas, casi interminables, a un vestido verde jade largo y ligero, que desnudaba sus brazos, hombros y espalda hasta la cintura.""Se desafiaron Mecha y él con la mirada. Qué diablos pretendes, era la pregunta silenciosa del bailarín mundano. El desdén de ella bastó como respuesta. Puedes jugar, decía el gesto. Pedir más cartas o retirarte. Dependerá de tu curiosidad o tu coraje. Y ya conoces el premio.""Un tango no se compone únicamente con música, amigo mío. El comportamiento humano también cuenta. Prepara el camino.

---- El tango de la Guardia Vieja. Arturo Pérez Reverte.  Ed. Alfaguara.  Pág. 504; 21,00 €

Grandes pechos, amplias caderas. Mo Yan

No, no es lo que piensas. A ver. Seguramente el autor no te suena de nada, igual que no me sonaba a mi antes de saber que en 2012 ganó el Nobel de literatura. Como de vez en cuando me gusta leer algo de alguna literatura algo más desconocida para mi, pues lo compré, y lo leí.

Vaya. Un libro extraño. Acompañamos a una familia rural durante 50 años de la historia de China, desde antes de la guerra mundial y la ocupación japonesa hasta el inicio de la china pseudocapitalista actual, pasando por la guerra civil, la revolución cultural etc.

Yo no sé si me chocaron más las costumbres populares que describe el autor, desde la venta de niños hasta l peculiar manera de casarse o divorciarse; la pobreza absoluta de la China rural; la peculiar relación de los chinos con el poder y los poderosos, indistintamente de si son terratenientes, capitanes del ejército, bandoleros o guardias rojos; el folclore y las creencias chinas; la transformación del país visto desde el lado de los desheredados... o quizá el protagonista, absurdo, atípico, deseado por su madre y odiado por sus hermanas.

El libro es tan fantástico y a la vez realista, es novela y crítica política, hace que uno tenga ganas de ir a china y tres páginas después que uno desee mantener unos prudentes miles de kilómetros con el país.

Todavía no estoy seguro del todo de que me haya gustado. No estoy seguro de haberlo entendido. En fin, tenía tantas ganas de empezarlo como de acabarlo cuando iba por la mitad.

Ah, un último apunte. ¿Te acuerdas de Sorgo Rojo, la maravillosa película de Zhang Yimou? Pues se basa en un libro de este autor. Si la peli no te gustó ni lo intentes. Si te gustó mucho, como a mi, igual te vale la pena darle una oportunidad.


Reseña de la editorial:

El librero recomienda Grandes pechos, anchas caderas
“El premio Nobel de literatura 2012 nos refleja en esta apasionante historia el valor de la figura femenina en una sociedad patriarcal y opresora""
(Víctor Fernández, Servicios Centrales )

En un país de opresión, múltiples injusticias y evidente dominación masculina, Mo Yan exalta la figura y el cuerpo femenino. La protagonista, Shangguan Lu, una férrea superviviente que da a luz a ocho niñas hasta conseguir al deseado varón que hará perpetuar la estirpe, arriesga su vida en diferentes ocasiones para salvar la de sus hijos y nietos en medio del caos, de las guerras y las penurias de la violenta sociedad china del último siglo.

Sola, con escasa ayuda y sometida a la agitación política del feudalismo o de la era maoísta, Madre, que fue obligada a crecer con los pies vendados y a casarse con un herrero estéril, representa el homenaje del autor a la resistencia y al universo femenino.

El carácter y temperamento de Shangguan Lu y de sus hijas contrasta con el del único varón de la familia -y también el narrador de la historia- el pequeño y mimado Jintong quien, lactante hasta la adolescencia, vive ensimismado con el seno femenino, una imagen que se condensa en esta obra épica, cómica y trágica a un tiempo, como la verdadera realidad china.

----
Grandes pechos, amplias caderas. Mo Yan. Ed. Kailas. 840pág. 21,75 €